Cómo enseñar a los niños pequeños acerca del arco iris mediante el uso de mesas y actividades sensoriales

Las mesas sensoriales son vehículos ideales para ayudar a los niños a explorar y hacer sus propios descubrimientos. Los expertos en desarrollo infantil de PBS Parents cuentan que, si bien puedes comprar una mesa sensorial, crear una por tu cuenta es una alternativa fácil. La bañera, fregadero de la cocina, una tina de plástico o de tamaño grande, cacerolas poco profundas, todo puede funcionar como mesa sensorial improvisada. Una vez que la mesa esté preparada, cúbrela con una serie de actividades prácticas que pueden ayudar a tu niño a aprender acerca de los arco iris y el contenido asociado, tal como los colores, la luz, el medio ambiente y el clima.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Una mesa sensorial o tinas de poca profundidad
  • Prismas
  • Una linterna
  • Una botella de spray
  • Agua
  • Vasos de plástico transparente
  • Colorante para alimentos o tempera líquida
  • Pinceles
  • Arcilla para niños en una variedad de colores
  • Gelatina

Instrucciones

  1. Aprovisiona la mesa sensorial con diferentes actividades relacionadas con el arco iris y, si la mesa tiene múltiples compartimentos, utiliza uno para cada exploración. Transforma una mesa con un área principal en un espacio multiactividad añadiendo cacerolas poco profundas o tinas de plástico.

  2. Enseña a tu hija acerca de cómo la luz se dobla para crear un arco iris. Coloca un prisma en la mesa sensorial junto con una linterna. Un prisma es un vidrio claro u objeto de ciencias de plástico que tiene al menos dos superficies planas, con un ángulo entre cada lado.El típico prisma para niños "está hecho de plástico --ya que es menos frágil que los de vidrio-- y se parece a un triángulo en 3-D. Como la luz pasa a través del plástico transparente, el prisma la separa en los diferentes colores del espectro visible para crear un efecto arco iris. Compra un prisma de una tienda de juguetes educativos o de aprendizaje o en línea desde un supersitio, como por ejemplo Amazon. Si la mesa está cerca de una fuente de luz natural, utiliza el sol en lugar de la linterna. Haz que tu hija ilumine el prisma para crear un espectro de los colores del arco iris .

  3. Ayuda a tu hija a aprender acerca de los colores del arco iris haciendo uno propio. Vierte un vaso o dos de agua sobre la mesa sensorial o en una tina. Añade unas gotas de colorante de alimentos en los colores primarios (rojo, amarillo y azul) o utiliza tempera líquida. Dale a tu hija un pincel e invítala a explorar y experimentar con la mezcla de los colores para crear nuevos tonos de arco iris.

  4. Haz por lo menos tres diferentes sabores o colores de gelatina. Coloca la gelatina gelificada en la mesa sensorial. Haz que tu niña use sus manos para explorar la sustancia resbaladiza y cree un arco iris mezclando sus propios colores.

  5. Forma un arco iris con la arcilla para niños blanca o mezcla diferentes tonos en la mesa sensorial para crear nuevos. Dale a tu niña un puñado de arcilla y unas gotas de colorante de alimentos o tempera para crear un arco iris. Ella puede usar sus manos para moldear, esculpir, modificar y mezclar los colores de la arcilla. Otra opción fácil es combinar diferentes colores de arcilla para hacer un remolino con los colores del arco iris.

  6. Crea un arco iris con tu hija. Díle que rocíe un flujo constante en forma de gotas de lluvia desde una botella de agua sobre un haz de luz de una linterna o de una fuente natural. Mantén el agua sobre la mesa. Observa como se forma un arco iris en la luz como por arte de magia.

Más galerías de fotos



Escrito por erica loop | Traducido por florencia prieto