Cómo enseñar a los niños a pensar critícamente

De acuerdo con la universidad de Hong Kong, el pensamiento crítico "requiere pensar acerca de pensar". Suena sencillo, pero pensar críticamente toma años de práctica para que tu cerebro conozca un tema y aplicarlo a situaciones de la vida real. Los padres se centran en enseñarles a sus hijos hechos o qué pensar, en vez de cómo pensar; practicando el pensamiento crítico enséñale a tu hijo cómo desafiar perspectivas, tomar decisiones, contestar con preguntas y tener su propio punto de vista.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Papel y lápiz

Instrucciones

  1. Plantea preguntas abiertas. Los padres con frecuencia se equivocan al querer hacer todo por sus hijos, lo que incluye cosas tan sencillas como planear la mesa, o tan complejas como no permitir que los niños cometan sus propios errores. Una manera de evitar esto es plantear más preguntas.

  2. Permite que tu hijo decida. Puedes enseñarle a tomar decisiones preguntando "¿quieres comer papas o maíz en la cena?".

  3. Motiva a tu hijo a que te explique un tema o un objeto. Comienza con hechos como algo que tu hijo observe, y continua con una pregunta abierta como "¿puedes explicar lo que ves?" o "¿qué debes hacer a continuación?". Este tipo de preguntas no tienen respuestas correctas o incorrectas, así que tu hijo no debe temer por su respuesta y comienza a pensar más allá de los hechos y a prestar atención a sus propias creencias.

  4. Ayúdalo a pensar en varias soluciones para un problema y a pensar críticamente sobre lo inesperado. Pregunta "si tu hermano te avienta un juguete, ¿qué debes hacer?", tu hijo te contestará cosas como aventar el juguete, decirle a un adulto o pedirle que se disculpe. Puede tomar una decisión basándose en lo que cree que es lo mejor.

  5. Evalúa las decisiones después de tomarlas. Por ejemplo, puedes decir "tendrás problemas porque le aventaste un juguete a tu hermano, ¿crees que fue bueno?, ¿qué puedes hacer diferente la próxima vez?".

  6. Motívalo a hacer ejercicios escritos. Después de que conteste, pídele que escriba una justificación para lo que dijo. Argumentar una respuesta ayuda a tu hijo con sus habilidades escritas para comunicar su razonamiento. Hacer ejercicios escritos también lo ayuda a responder con sus propias palabras.

  7. Involucra a tu hijo en un debate para que aprenda a explicar su punto de vista u opinión y a razonar verbalmente. Tu hijo puede comenzar diciendo "estoy de acuerdo o no porque...", también puedes empezar un debate en el que cada quien tome una posición respecto a un tema y defienda esa posición. Usa la aproximación del "abogado del diablo", en la que no necesariamente estés de acuerdo con lo que defiendes para involucrar sanamente a tu hijo.

Consejos y advertencias

  • Haz todos los ejercicios de pensamiento crítico en un nivel adecuado, por ejemplo, los niños pequeños no podrán participar en un debate, pero un adolescente puede disfrutar la oportunidad de hacerlo.

Más galerías de fotos



Escrito por cara batema | Traducido por diana i. almeida