Cómo enseñar a los niños a tener paciencia usando juegos

La paciencia a menudo escasea con los niños en la casa, tanto la tuya como la de ellos pueden caer en picada dependiendo de la situación. Jugar juegos que ya poseas es una manera simple de ayudar a tu niño a aprender a esperar. Tu hijo espera su turno, espera a ver lo que sucede en el juego y espera a ver quién gana, pero no siempre será fácil. La selección de juegos y la forma de animar su paciencia durante el juego beneficia a tu hijo en el largo plazo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Juego de mesa

Instrucciones

  1. Selecciona un juego de mesa que se ajuste al nivel de habilidad e intereses de tu hijo. Un juego que sea aburrido o difícil le hará perder el interés incluso antes de que tenga la oportunidad de practicar la paciencia. Elige un juego que sea fácil de jugar para que puedas centrarte más en el aspecto de espera que en cómo jugar el juego.

  2. Pídele a tu hijo que te ayude a configurar el juego. Es posible que quiera jugar de inmediato, así que ayudarte a configurarlo muestra por qué tiene que ser paciente. Él también se siente útil cuando hace una contribución al proceso.

  3. Explica las reglas del juego, o revísalas si tu hijo ya sabe jugar. Establece el orden del juego. Los niños pequeños a menudo quieren ser el primero, pero que tu hijo espere su turno le da la oportunidad de practicar la paciencia también.

  4. Habla con tu hijo si notas que se impacienta mientras espera su turno. Dile: Esperar tu turno para tirar los dados es difícil, ¿no? Sé que estás emocionado, pero tenemos que darles a todos un turno. ¿Podrías animar a tu hermana cuándo le toque su turno?

  5. Da instrucciones específicas si tu hijo no está esperando su turno. Di: Por favor dale los dados a tu hermano. Es su turno ahora, no el tuyo. Mantén las manos en tu regazo mientras esperas.

  6. Felicita a tu hijo cuando muestre paciencia durante el juego. Di: Me gusta la forma en que mantuviste las manos atrás del tablero de juego cuando no era tu turno. ¡Qué manera de esperar pacientemente!

  7. Monitorea tus propios niveles de paciencia cuando juegues el juego. A veces es frustrante si un niño pierde el tiempo durante el juego o le toma demasiado tiempo terminar su turno. En lugar de decirle que se dé prisa, siéntate y disfruta del juego. Tu ejemplo de paciencia le demuestra cómo actuar.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por lourdes villaseñor