Cómo enseñar a los niños a organizar su tarea

Una vez que tu hijo alcance los años escolares, sus días y noches están llenas con una variedad de actividades, incluyendo académicas, extracurriculares, familiares y de juegos. Sin un sistema sólido de organización, éstas actividades podrían abrumar a un niño negativamente y llevar a desafíos y dificultades innecesarios. Dale a tu hijo algo de asistencia para ayudarlo a organizar sus tareas y otras responsabilidades cada día. Una vez que aprenda éstas habilidades, debería ser capaz de mantener su horario diario y podría incluso encontrar un tiempo extra para jugar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Mochila o bolsa de libros
  • Cuaderno de tareas
  • Calendario, pizarra de anuncios o pizarra blanco
  • Sistema de almacenamiento de escritorio

Instrucciones

  1. Compra una mochila o bolsa para libros que tu niño pueda usar para cargar materiales entre su casa y la escuela. Muchos padres permiten que el niño tenga información sobre la bolsa, que elija un personaje en específico, color o diseño que le atraiga.

  2. Elige un punto en tu hogar donde tu hijo haga las tareas, aconseja el Distrito Escolar Independiente United (UISD por sus siglas en inglés). Almacena la mochila o bolsa de tu hijo en ese lugar también, para que no haya problemas sobre perder los materiales.

  3. Provee a tu hijo con un cuaderno de asignación si la escuela de tu hijo no le otorga uno. Explícale el propósito del cuaderno de tareas a tu hijo; necesita anotar ahí cada tarea, proyecto o prueba del cual reciba información de los maestros.

  4. Monta un calendario de pared, una pizarra de anuncio o una pizarra blanca en el área de trabajo de tu hijo para que anote ahí proyectos y detalles de sus trabajos. Esto le ayudará a mantener el ritmo de información importante, aconseja Richard Gallagher Ph.D., del NYU Child Study Center.

  5. Provee un sistema de almacenamiento para papeles y proyectos en marcha que tu hijo puede necesitar guardar en casa mientras trabaja en ellos. Esto podría incluir una serie de contenedores, cestas o carpetas de archivos (lo que sea que encaje con las necesidades y estilo de tu familia). Una papelera puede contener los papeles que requieren intervención de un adulto, otra papelera puede guardar aquellos papeles enviados a casa con información sobre eventos próximos, otra más puede guardar proyectos sobre los cuales tu hijo está trabajando, una última podría utilizarse para almacenar los trabajos completos que tu hijo a traído a casa de la escuela, sugiere el Distrito Escolar Independiente United.

  6. Instruye un horario específico de estudio por la tarde o la noche, durante el cual tu hijo deberá trabajar en los proyectos en el punto designado, aconseja Gallagher.

  7. Enseña a tu hijo a abrir su cuaderno de tareas cuando se siente a trabajar en sus tareas. Necesita leer todo lo que anotó en su cuaderno para ese día, para ver lo que necesita para completarlo de inmediato y entregar al día siguiente. Enseña también a darle prioridad a dicho trabajo para asegurar que no lo haga después. Para tareas que deben entregarse más adelante en la semana, enséñale como transferir esa información a su calendario, pizarra de anuncios o pizarra blanca para que no olvide dichas responsabilidades.

  8. Muéstrale a tu hijo a marcar cada tarea completada en su agenda. Inmediatamente después de marcarla como terminada, deberá guardar su trabajo en su mochila o bolsa para que no la olvide en casa.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por arcelia gutiérrez