Cómo enseñar a los niños a leer el reloj

Posiblemente será más difícil que tu hijo aprenda a leer la hora de un reloj analógico que la de uno digital, pero le ayudará a entender el tiempo de una manera más global. Entenderá la manera en que, a medida que las manecillas del reloj giran alrededor de su cara circular, muestran el paso del tiempo y se relacionan a cómo la tierra gira alrededor del sol, escribe el Dr. Dominic Massaro en su artículo Kid Klok, publicado por el Department of Psychology en la University of California en Santa Cruz. Que tu hijo pueda ver cuánto han viajado las manecillas de un reloj también le otorga un punto de vista interno de cuánto tiempo se tardaron en llegar a un punto entre dos lecturas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Consigue un reloj de juguete que tu hijo pueda usar para jugar haciendo girar las manecillas y diciendo la hora que marquen cuando se detengan. Asegúrate de que el reloj que elijas tenga las marcas de los minutos que se encuentran en medio de los números para hacer más fácil que tu niño cuente los minutos.

  2. Juega con tu hijo, manteniendo el minutero en el número 12 y deja que se mueva la aguja de las horas de un número a otro a medida que ambos dicen los números en voz alta. Esto le enseñará a reconocer a la manecilla de las horas, también llamada horario, en diferentes lugares del reloj. Luego haz lo mismo, pero esta vez mantén el horario en el número 12 y mueve el minutero mientras mencionas los minutos donde cae.

  3. Usa un reloj real cuando tu hijo haya practicado con el reloj de juguete y esté dispuesto a interactuar con uno que se mueva por sí mismo. Elige un reloj que tenga segundero para que pueda verlo girar y atestigüe cómo esto hace que el minutero se mueva al siguiente minuto marcado. También ayuda si las manecillas de minutos y horas no sólo son de tamaño diferente sino también de color diferente, para que tu hijo pueda reconocerlas de forma rápida y el proceso de aprendizaje no llegue a ser abrumador para él.

  4. Enséñale a tu hijo la correlación entre los intervalos de 5 y cómo se relacionan con los números del reloj para que no tenga que contar cada marca para saber la hora. Haz un gráfico donde 1 se refiera a 5, 2 se refiera a 10 y así sucesivamente. Esta tabla puede servirle a tu hijo como hoja de trucos hasta que se sienta cómodo para decir la hora sin ella.

  5. Busca oportunidades para que tu hijo practique su nueva habilidad relacionándola con su rutina diaria, sugiere el sitio web Education.com. Como incentivo, dile a tu hijo el momento en que comienza su programa de televisión favorito y pídele que vea el reloj para avisarte cuándo ese momento llegue.

Más galerías de fotos



Escrito por ana cassis | Traducido por lourdes villaseñor