Cómo enseñar a los niños habilidades de organización

Enseñar a tu hijo habilidades de organización que son necesarias para el éxito y la productividad durante toda la vida es enormemente valioso. La organización es una habilidad esencial para los niños en edad escolar que deben cumplir con las crecientes demandas educativas. Un niño con habilidades de organización sólidas puede manejar sus responsabilidades diarias y tener la capacidad de planificar con anticipación. Los padres deben trabajar en colaboración con sus hijos para desarrollar una programación diaria individualizada. Las listas de comprobación y calendarios son otras herramientas útiles que los niños pueden poner en práctica para aumentar sus niveles de organización.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Cartulina
  • Cuaderno
  • Calendario grande de pared

Instrucciones

  1. Motiva a tu hijo a aprender habilidades de organización, explicándole los beneficios. Los niños que se organizan invierten menos tiempo en las tareas escolares y experimentan menos frustración. Incluye a tu hijo en el desarrollo de estrategias de organización para promover en él un sentido de pertenencia y de responsabilidad personal. Evita que la participación de tu hijo en la organización sea vista como un castigo, en lugar de ello haz que se mantenga una atmósfera positiva.

  2. Desarrolla un programa diario que le permita a tu hijo manejar efectivamente su tiempo. Asigna una hora específica cada día para hacer la tarea y estudiar. El psicólogo escolar certificado a nivel nacional Peg Dawson, Ed.D., informa que algunos niños pueden querer terminar sus tareas en cuanto llegan a casa cuando todavía se sienten en un "modo escuela", mientras que otros pueden necesitar tiempo para relajarse. Además de las tareas, el horario de tu niño también debe contemplar las actividades después de la escuela, tiempo de juego, los quehaceres domésticos, las comidas y el tiempo de preparación antes de acostarse. Muestra el horario del niño en una cartulina en su dormitorio o en una ubicación central en el hogar.

  3. Enseña a tu hijo a hacer una lista de comprobación diaria mediante el uso de un planificador o cuaderno con una lista de tareas y otras responsabilidades diarias. Anima al niño a marcar cada tarea mientras trabajaba en ella.

  4. Divide las tareas grandes en tareas pequeñas y manejables. Si a tu hijo se le asigna el reporte de un libro, anímalo a planificarlo con anticipación. Haz que tu niño elija un libro, que se dé tiempo para leerlo cada día, que tome notas y comience a escribir el informe con suficiente anticipación, antes de la fecha de entrega. Recuerda añadir cada tarea a la lista de verificación diaria del niño.

  5. Da seguimiento de las actividades programadas de tu hijo en un calendario de pared. Incluye pruebas escolares próximas y fechas de entrega de trabajos. Los niños se benefician de recordatorios visuales. Tu hijo puede contar cuántos días quedan antes de cada evento.

  6. Prepara a tu hijo para el día siguiente mediante la revisión de la agenda de actividades. Por ejemplo, si tu hijo tiene clase de gimnasia, debe tener a la mano su atuendo apropiado y sus zapatillas. Al final de la noche, asegúrate de que toda la tarea se haya completado y guardado en la mochila de tu hijo. Planear con anticipación ayudará a reducir el estrés y la confusión durante la rutina de la mañana.

  7. Continua fomentando habilidades de organización en tu hijo y supervisa su progreso. Según Richard Gallagher, Ph.D., y el personal del NYU Child Study Center, las habilidades de un niño tienen que ser "enseñadas, practicadas y reforzadas con la finalidad de convertirse en una parte de la rutina". Refuerza las habilidades de organización de tu hijo a través de actividades, premios y elogios.

Más galerías de fotos



Escrito por heather white | Traducido por tere colín