Cómo enseñar a nadar a un principiante

No hay nada tan gratificante como ver a alguien nadar por primera vez, sabiendo que le proporcionaste una habilidad de por vida que podría salvar su vida. Saber cómo enseñar a nadar a un principiante niño o adulto depende principalmente de la edad de la persona y qué tan cómodos se sienten con el agua. Enseñarle a una persona temerosa con frecuencia requiere de mucha más paciencia y comprensión que para una persona que está ansiosa por comenzar. Busca obtener un certificado de una organización como American Red Cross o Swim America si quieres enseñar a nadar de manera continua.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Tabla flotadora
  • Juguetes sumergibles
  • Flotador de espuma
  • Cuaderno

Instrucciones

  1. Planea tus lecciones y escríbelas. Si no sabes lo que vas a enseñar en una clase, no enseñarás de manera eficiente. Asegúrate de dividir las habilidades y técnicas de la natación en secciones pequeñas y digeribles.

  2. Organiza tu equipo antes de empezar la clase. Agrupa todos los materiales y colócalos en el lugar donde vas a realizar la clase.

  3. Preséntales el agua a los estudiantes. Haz juegos y canta canciones. No te sorprendas si algunos de ellos parecen temerosos. Continúa trabajando con ellos mostrándoles lo divertida que puede ser el agua.

  4. Muéstrales cómo hacer burbujas, luego a girar su cabeza hacia un lado. Esto los introduce a la respiración rotatoria.

  5. Juega a la luz roja y luz verde mientras les enseñas cómo patear. Cuando dices luz verde ellos deben patear tan fuerte como puedan, luego dices luz roja y ellos deben detenerse.

  6. Utiliza la tabla flotadora para mostrarle a los estudiantes cómo flotar en el estómago y en la espalda.

  7. Comienza a combinar las habilidades, instrúyelos para que sostengan la tabla flotadora mientras patean o hacen la respiración rotatoria.

  8. Enséñales a sumergirse y a contener la respiración pidiéndole a los estudiantes que recuperen objetos del fondo de la piscina.

  9. Coloca el flotador de espuma a lo largo del pecho del estudiante y debajo de sus axilas. Pídele que bracee mientras patea.

  10. Termina todas las clases con un juego divertido o permítele a los estudiantes que salten a la piscina de uno en uno.

Consejos y advertencias

  • Aprender a nadar lleva tiempo. Ten paciencia y diviértete enseñando.
  • Piensa creativamente y enseña a nadar mediante juegos y actividades. Cada individuo aprende de forma diferente así que es probable que debas cambiar de actividad ocasionalmente.
  • Enseñar a nadar a los principiantes puede ser peligroso. Asegúrate de nunca dejar a nadie solo sin supervisión y si estás enseñando a un grupo cerciórate de que otro adulto o un salvavidas esté observando a las personas del grupo con las que no estás trabajando en ese momento.
  • Muchos niños y adultos desarrollan el miedo permanente al agua porque una persona los sumergió en contra de su voluntad o los empujó al agua de forma inesperada. Nunca utilices tácticas de miedo cuando enseñes a nadar.

Más galerías de fotos



Escrito por laura williams | Traducido por pattricia patino