Cómo enseñar de moral a los hijos

Enseñar a tus hijos los valores morales es el proceso por el cual se les ayuda a desarrollar sus brújulas de la moralidad. La moral que tus hijos aprenden como niños, les afectará la forma en que ven el mundo y se comportarán como adultos. Si bien puede parecer imposible de explicar la importancia de la honestidad o la compasión a un niño, mostrarles cómo las buenas costumbres afectan a los demás puede tener una gran influencia sobre ellos. Como padre, es tu deber enseñarles moral a los niños para ayudarlos a convertirse en adultos funcionales en la sociedad.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Enséñales a tus hijos los valores de a poco para evitar que se sientan abrumados y confundidos.

    Define los valores morales que consideres más importantes. Mientras que cada padre quiere que su hijo sea honesto, compasivo, amable, respetuoso, responsable y generoso, puede ser muy confuso para los niños entender la importancia de todos los valores. Posiciona los valores de moral y enséñales de uno en uno para que no se lleguen a sentir abrumados, y tengan la oportunidad adecuada para aprender la importancia de cada aspecto de la moralidad.

  2. Enseña a tus hijos a tomar sus propias decisiones a través de la auto-dirección.

    Anímalos a que tomen una dirección propia explicándoles la manera de entender los sentimientos, sugiere la revista Kaboose. La autodirección implica enseñar a tus hijos a usar sus propios sentimientos y su sentido de la responsabilidad para decidir si algo está bien o mal, y para decidir el curso de acción. La auto-dirección da lugar a enseñar muchos valores morales individualmente. Habla con tus hijos y crea varios casos hipotéticos en los que tendrían que evaluar sus sentimientos para tomar una decisión, como un amigo siendo intimidado o tomar accidentalmente un juguete que no les pertenece.

  3. Ayuda a tus hijos a aprender la importancia de la responsabilidad y que todas las decisiones acarrean consecuencias.

    Explica las consecuencias naturales de las malas o inadecuadas decisiones. Esto le enseña a tus hijos a mirar más allá del momento para ver lo que sus acciones acarrearán, señala William Sears, MD, profesor clínico asociado de pediatría en la Universidad de California, Irvine, Escuela de Medicina. Por ejemplo, si tus hijos se pelean constantemente con sus amigos, hazles darse cuenta que un día sus amigos no querrán jugar con ellos. Si los atrapas mintiendo, explícales que pueden conseguir que la gente dude de sus historias. También enséñales que la moral tiene buenas consecuencias: que el ser siempre responsable significa que alguien puede pedir su ayuda, y el ser siempre amable podría atraerle más amigos con quienes jugar.

  4. Tú eres el mejor ejemplo para enseñarles de moral y buenos valores a tus hijos.

    Ofrece a tus hijos un buen ejemplo a seguir cuando se trata de la moral. Si tratas de enseñarles buenos modales mientras tú mismo demuestras una moral menos que ejemplar, les envías un mensaje contradictorio y confuso a tus hijos. BabyCenter.com señala que es especialmente importante mostrar la moral en el trato hacia tus hijos, más aún que con otras personas. Si tú haces una promesa, llévala a cabo, muestra compasión al tomarte tiempo para escuchar, rompe las peleas de una manera justa y uniforme, y revisa tu temperamento. Tus niños aprenden pronto a través del ejemplo, ya que no sólo es importante la moral, sino también la manera de hacer frente a los demás.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por ariadna delgado