¿Cómo enseñar a tu hijo pequeño a contar?

Sienta las bases de matemáticas para desarrollar las habilidades de tu hijo para el futuro, enseñándole a contar con juegos y actividades sencillas. Ten en cuenta que muchos niños no empiezan a contar bien hasta los 3 ó 4 años de edad, por lo que no te sientas desalentado si el niño tarda un poco en dominar la secuencia de los números. El ya está aprendiendo habilidades matemáticas valiosas, aunque todavía no las puede comunicar.

Incorpora la actividad de contar en la vida diaria

Hay muchas oportunidades para contar con el niño en el día. "¿Cuántos calcetines nos estamos poniendo? ¡Hay que contarlos!". A la hora del almuerzo, cuenten el número de rebanadas de manzana en su plato o cuántas galletas quedan en la bolsa. Cuando juegue, cuenten el número de trenes que hay en la vía o cuántas muñecas hay en la cuna. Primero, cuenta despacio y toca cada cosa conforme dices el número para enseñarle al niño la correspondencia de cada uno de los números, o cómo cada número coincide con un objeto. Después, el niño puede tocar cada objeto y contar contigo.

Juegos y canciones para contar

Puedes ayudar a tu niño a memorizar la secuencia de los números con rimas divertidas y canciones. Comience con "One, Two, Buckle My Shoe" (rima para contar en inglés, así como en castellano usamos "El 1 es un salto de canguro, el 2 un patito nadador " o "This Old Man" (cuyo equivalente en castellano sería "La gallina puso un huevo") y mantén los dedos levantados con la cifra exacta que están diciendo. Existen canciones favoritas como "Five Little Ducks Went Out to Play" (cuyo equivalente en castellano sería "Cinco monitos saltando en la cama" y "Los elefantes se columpiaban") que introducen restas y cuenta hacia atrás. Una vez más, asegúrate de que tus dedos representen el número que indicas conforme cantas, y anima al niño a que te imite.

Libros sobre números

Escoge libros que introduzcan el conteo y los números y léelos a menudo con tu hijo. A pesar de que puedes estar harto de ellos después de 10 veces, las repeticiones le ayudarán al niño a aprender a contar. Esta vez, no sólo levanta los cuatro dedos para enseñarle el número cuatro, sino también señálalo en la página. A pesar de que tarde un poco en reconocer los números escritos, empezará a darse cuenta que los números se pueden representar de varias maneras.

El tiempo para las matemáticas es también tiempo de juego

Agrega un poco de matemáticas al juguetero, eligiendo rompecabezas educativos y juegos didácticos. Los rompecabezas de números de madera desafían la destreza de tu hijo al tiempo que refuerzan los conceptos de los números. Cuando termine, cuenta las piezas con él. También puedes poner un conjunto de números magnéticos en el refrigerador o darle calcomanías de colores y un bloc de papel. Compra una alfombra rayuela o haz una con tiza en la acera y muestra a tu hijo cómo saltar en ella, diciendo cada número en voz alta mientras lo hace.

Más galerías de fotos



Escrito por piaf azul | Traducido por daniela fedorov