Cómo enseñar a tu hijo a hablar filipino

Ya sea que tengas familiares que hablan filipino con los que te gustaría que tu hijo fuera capaz de comunicarse o simplemente quieres animar a tu hijo a aprender un nuevo idioma, es posible incorporar el aprendizaje de lenguas en la vida diaria en una variedad de maneras. La exposición a la lengua, mientras tu hijo es muy pequeño, puede permitirle adquirirla tan fácilmente como su primer idioma. Los niños más grandes, sin embargo, también son capaces de aprender un nuevo idioma a través de la exposición y el aliento.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Libros de cuentos filipinos
  • Canciones filipinas
  • Videos infantiles filipinos

Instrucciones

  1. Conversa en filipino tan a menudo como sea posible en el hogar. Incluso cuando estés hablando a otros miembros de la familia, y no directamente a tu hijo, él comenzará a adquirir el nuevo lenguaje a través de la exposición sobre una base regular. Es similar a la forma en que un niño empieza a entender y hablar el primer idioma que se habla en casa.

  2. Elige a un miembro de la familia para conversar sólo en filipino con tu hijo. La exposición al filipino y la lengua materna de la casa animará al niño a desarrollar al mismo tiempo las habilidades expresivas y receptivas en ambos. Puedes asignar que uno de los padres hable en el idioma extranjero todo el tiempo, o pídeselo a un abuelo que viva en la casa o visite con frecuencia para ayudar en el aprendizaje de idiomas.

  3. Convierte la hora del cuento en una oportunidad de aprendizaje de idiomas. Elige libros para niños que están escritos en filipino. Los libros diseñados para niños pequeños proveerán un lenguaje sencillo para el aprendizaje temprano. Anima a tu niño a pronunciar palabras que aparecen con frecuencia y a identificar a los personajes y objetos en las ilustraciones.

  4. Toca canciones filipinas y enseña a tu hijo canciones de cuna filipinas. Si permites que tu hijo vea televisión, los videos infantiles filipinos pueden ayudar a incrementar la exposición a la lengua.

  5. Sumerge a tu hijo en la cultura filipina -un viaje a las Filipinas sería ideal- y conversa en la lengua todo el tiempo. Si no puedes tomar unas vacaciones en el destino cálido y hermoso, visita un centro de la comunidad filipina o un festival, o un museo con una exposición filipina. Un centro comunitario con programas para niños ofrece una oportunidad para la interacción con los niños de habla filipina y otros niños que están aprendiendo el idioma.

Más galerías de fotos



Escrito por rosenya faith | Traducido por georgina velázquez