Cómo enseñar habilidades de rechazo contra la presión de los compañeros

A medida que los niños crecen, la vida puede ser más difícil y confusa. Una situación común para muchos preadolescentes y adolescentes involucra la presión negativa de los compañeros a participar en actividades potencialmente nocivas o peligrosas. Para preparar a tu hijo para resistir esta presión social, necesitarás fuertes habilidades de rechazo. Las habilidades de rechazo simplemente implican rechazar la presión del grupo y mantenerse firme, cuando se presenta una situación, afirma la Utah Education Network.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Enseña a tú hijo el primer paso para rechazar algo con sus compañeros, un sencillo "No gracias", según el sitio web Education.com. Anima a tú hijo a decir esta corta negación en una voz fuerte y firme y tal vez no tenga que decir nada más.

  2. Prepara a tu hijo para la posibilidad que tenga la necesidad de repetir su negativa más de una vez. Si los compañeros continúan presionándolo, instrúyelo para que mantenga contacto visual y emita un fuerte y confidente "No gracias" o "Dije que no".

  3. Explícale la diferencia entre un rechazo asertivo y uno agresivo para ayudarlo a tu hijo a rehusarse exitosamente. El sitio web del National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism CoolSpot asevera que una negación asertiva significa pararse derecho, mantener contacto visual, hablar firme y educadamente y eligiendo palabras activas y fuertes que no den lugar a una impresión "endeble", tal como "no lo haré" en vez de "no puedo", por ejemplo. Una respuesta agresiva puede involucrar reaccionar con ira, amenazando o criticando a otros, todo lo cual podría causar más problemas para tú hijo.

  4. Sugiere que tu hijo trate una broma o reoriente la actividad como un método de negativa. Podría decir algo acerca de ponerse verde con una calada de un cigarrillo o podría sugerir una actividad diferente que pudiese cambiar el foco de la actividad de la sugerencia negativa.

  5. Recomienda a tu hijo que se aleje de la situación de presión del grupo si los otros niños no aceptan su negativa. Podría ofrecer otro "No, gracias" y luego irse con confianza, sugiere Irene van der Zande, fundadora y director ejecutivo del sitio web KidPower.

  6. Practica habilidades de negativa, sugiere el sitio web Education.com. Empieza pidiéndole a tu hijo que te pida que te involucres en una actividad dañina y modela respuestas efectivas de rechazo para que él pueda ver cómo se escuchan. Después que tu hijo escuche varias diferentes opciones, cambien de lugares y empieza a crear varios escenarios adónde los compañeros puedan estar tratando de presionar a tu hijo para que haga algo dañino o peligroso. Sigue practicando hasta que tu hijo suene y se sienta seguro.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por sofía bottinelli