Cómo enseñar gimnasia a niños

Cada entrenador de gimnasia tiene sus propios métodos de entrenamiento, pero los mejores entrenadores para niños comparten las mismas prioridades: Hacen de la seguridad su prioridad N º 1 y dan a la diversión un cercano segundo lugar. Para enseñar gimnasia, debes estar capacitado por tu empleador o puedes obtener una certificación Nivel 1 en la Universidad de Gimnasia de EE.UU. Mientras el gimnasio específico para el cual enseñas tendrá directrices a nivel de clase, y edad, estructurar tu clase en torno a las técnicas de enseñanza amigas de la infancia, ayuda a asegurar el éxito de tus gimnastas.

Nivel de dificultad:
Difícil

Instrucciones

  1. Comienza la clase con una atractiva sesión de calentamiento. Escuchar música alienta a los niños a hacer bombear sus corazones con vueltas o saltos. Haz que los estiramientos cobren vida diciéndole a los niños que batan sus alas en pose de mariposa. Cuando los niños estiran la espalda hacia el suelo a horcajadas, les pedimos que se pongan planos como tabla y se turnen para describir sus tipos favoritos de hot cakes. La clave es hacer que el estiramiento se convierta en algo que quieran hacer, que no sólo sea algo que tienen que hacer.

  2. Céntrate en los aspectos fundamentales, que incluyen la adecuada postura del cuerpo y las posiciones de caída y de alzada. Las posiciones corporales fundamentales incluyen alforza, hueco, horcajadas y lucio. Demuestra cómo bajar correctamente, con las rodillas ligeramente dobladas y los brazos hacia arriba y al lado de las orejas para proteger la cabeza y el cuello. Enseña a los niños cómo desplegarse del desmonte, si no bajan los pies.

  3. Ajusta tus métodos al grupo de edad de la clase. Para los preescolares, enseña paseos animales desde saltos de conejo hasta caminata de oso, que ayudan a fortalecer sus músculos y les ayudan a entender cómo moverse por las diferentes habilidades. A los niños mayores, háblales en términos lineales y explícales cómo dominar el rebote de una vuelta los prepara para pasar a una voltereta de espalda al revés, por ejemplo.

  4. Enseña nuevas habilidades en los equipos modificados, una barra de equilibrio muy baja, acolchada, de tamaño infantil, una barra práctica unisex y cuñas triangulares. También puedes utilizar tapetes guía, que muestran a los niños dónde colocar las manos y los pies para volteretas y paradas de manos.

  5. Pon al menos 10 intentos de práctica para cada habilidad y monitorea cada intento, dando las correcciones y alabanzas apropiadas para las habilidades. Da en voz alta señales de corrección simples, como enderézate para las piernas dobladas y apunta para los pies descuidados.

  6. Dales seguimiento a los progresos de cada gimnasta y marca las habilidades a medida que él las complete. Deja que los niños más pequeños pongan una pegatina en la tabla de calificaciones completadas y cuelga la gráfica de habilidades en un lugar destacado del gimnasio.

  7. Deja tarea de práctica a los gimnastas. Las tareas deben centrarse en estiramientos para flexibilidad y habilidades que puedan ejecutar de forma segura por su cuenta.

Consejos y advertencias

  • Después del enfriamiento, déjalos libres con carreras de volteretas en el suelo para ver qué gimnasta puede salirse de la fosa de espuma primero, o da tiempo libre en el trampolín.
  • Siempre detecta nuevas habilidades. Cuando un gimnasta comienza a adquirir la habilidad, reduce tu apoyo de dos manos a una a un simple punto de contacto.
  • Gimnasia de los EE.UU, también ofrece un curso de fundamentos preescolar en dos partes. Puedes tomar la teoría en línea y luego una capacitación práctica en persona.

Más galerías de fotos



Escrito por ivy morris | Traducido por lourdes villaseñor