Cómo enseñar futsal a tu hijo

Futsal es una variación del fútbol jugado adentro, típicamente en una cancha de baloncesto o en un gimnasio, aunque cualquier superficie dura sirve. La forma del campo es rectangular y puede medir desde 27 a 46 yardas (24,6888 a 42,0624 metros) de largo por 16 a 27 (14,6304 a .24,6888 metros) de ancho. Los arcos son de 2 yardas (1,8288 metros) por 3 yardas (2,7432 metros) y están dispuestas al cada lado de la cancha. La pelota es menos liviana que la del fútbol regular, y hay cinco jugadores en el cambo por cada equipo, a diferencia de los 11 encontrados en el fútbol.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Pelota de futsal
  • Conos

Instrucciones

    Repasa las reglas

  1. Explícale el objetivo del juego. Los jugadores deben mover la pelota por el campo sin usar las manos, con excepción del portero. El objetivo es meter la pelota dentro del arco oponente.

  2. Revisa las prohibiciones y las entradas. Si la pelota sale del campo de juego, entonces el equipo que no tocó la pelota último es el que la vuelve a patear al campo desde la línea límite. El equipo tiene cuatro segundos para devolver la pelota al campo. El equipo defensivo debe permitir 5 yardas (4,57200 metros) de distancia.

  3. Enséñale las reglas de jugadores y sustitutos. Debe haber hasta cinco jugadores por cada equipo en el campo al mismo tiempo, con adición del portero. Las sustituciones pueden hacerse en cualquier momento y tantas como sea necesario.

    Practica

  1. Establece un campo usando conos para marcar las líneas límite y los arcos. Busca en la comunidad local centros o parques como posibles ubicaciones con superficies planas.

  2. Enséñale las técnicas apropiadas de patear, lo que implica ir corriendo hacia la pelota, depositar el pie no hábil en el piso junto a la pelota y mover el pie hábil hacia la pelota; el jugador debería inclinar su peso hacia adelante y sobre la pelota.

  3. Enséñale a driblar, que significa la habilidad de mover la pelota por sobre el campo usando movimientos frecuentes y pequeños. Es importante que el jugador tenga la pelota cerca de si mismo tanto como sea posible, para evitar que los defensores la consigan. Un buen método para enseñar esta habilidad es disponer una línea de conos a unos 5 pies (1,52400 metros) de distancia de cada uno. El niño deberá pasar en zig zag por entre los conos llevando la pelota.

  4. Practica patadas rápidas haciendo que tu hijo pase la pelota contigo u otro participante. Si tienes suficientes hijos, páralos en un círculo y haz que se pasen la pelota entre ellos con uno en el medio intentando interceptar esos pases.

  5. Practica patear la pelota hacia el arco. Comienza sin un portero presente. Luego de algunos intentos hacia el arco, haz que otro jugador se pare frente al arco y actúe como el portero.

  6. Establece un juego de practica. No necesariamente debe ser un juego completo de cinco contra cinco. Hazlo con cuantos jugadores tengas, incluso si son dos contra dos y sin arco.

Más galerías de fotos



Escrito por jane rodda | Traducido por lautaro rubertone