Cómo enseñar finanzas a los adolescentes

Escrito por kay ireland | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
Enseña a tu hijo cómo presupuestar su dinero.

En 2011, se publicaron los resultados elaborados por el U.S. Department of Education, del examen que aplicaron sobre conocimientos financieros a estudiantes de secundaria. La puntuación promedio de un adolescente fue de un abismal 69%. Los adolescentes no nacen sabiendo cómo manejar su dinero, lo cual significa que la responsabilidad acerca de este conocimiento recae sobre los padres. Si quieres que tu hijo a aprenda a usar y ahorrar su dinero, así como a manejar correctamente su presupuesto, empieza lo más pronto posible para asegurarte de que tu hijo adquiera buenos hábitos financieros desde su propia casa.

Muestra a tu hijo cómo funciona un presupuesto, sugiere el gurú del dinero Dave Ramsey en su página web sobre planificación financiera. Haz hincapié en la idea de que los presupuestos no son una forma de restringir el gasto, sino más bien un plan que tu hijo debe seguir. Muestra a tu hijo cómo el presupuesto del gasto de dinero y el ahorro pueden ayudarlo a saber exactamente a dónde va su dinero. Esta lección es muy valiosa para los adolescentes que empiezan a manejar sus propios fondos.

Establece una meta financiera a largo y a corto plazo con tu hijo para que él tenga un propósito para su dinero y comprenda el sentido del ahorro. Ambos tipos de metas ayudarán a motivar a tu hijo a usar de forma inteligente su dinero. Quizás él ahorre para un par de zapatos para el siguiente año escolar, y también guarde el 10% de sus ingresos para la universidad.

Ve de compras con tu hijo para conversar con él acerca de ser un consumidor inteligente, sugiere el sitio web FamilyEducation.com. Si tu hijo quiere comprar algo, debe pensar en inversiones inteligentes y preguntarse, cuánto tiempo van a durar esos artículos y si está recibiendo el mejor trato por su dinero. Afortunadamente, y gracias a las compras en línea y la publicidad comercial, es fácil comparar precios y mostrar a tu hijo cómo hacer una investigación para realizar una buena compra.

Abre una cuenta de banco para tu hijo tan pronto como empiece a ganar su propio dinero, ya sea a través de un subsidio o por un trabajo de medio tiempo. En la cuenta, deja acceso para ti para que puedas ver cómo tu hijo está actuando, pero permite dentro de lo razonable que él determine su gasto y su forma de ahorro. La idea de abrir una cuenta en el banco puede darle herramientas y hábitos que lo beneficiarán en su transición a la edad adulta.

Sé un buen ejemplo para tu hijo. Puedes enseñar principios financieros sólidos a tu hijo adolescente, pero si tú no eres un ejemplo de dichos principios, probablemente, tus palabras caerán en oídos sordos. Deja que tu hijo lleve su chequera, mantén el control de sus estados de cuenta y sus presupuestos de gastos. Tu hijo entenderá que la administración del dinero es un hábito diario que puede llevar a finanzas sanas.