Cómo enseñar a un bebé renuente a usar la bacinica

Aunque a muchos niños les emociona aprender a usar la bacinica y a otros les es indiferente, algunos niños se resisten activamente a entrenarse en el uso de la bacinica. En términos del desarrollo, estos niños podrían no estar preparados para hacerlo, pero si necesitas apresurarlo, trata de cambiar su manera de pensar acerca de la bacinica.

Comprendiendo su renuencia

Para superar su resistencia a usar la bacinica, trata de averiguar de dónde viene. En algunos niños, la resistencia es por miedo a lo desconocido. El temor de ser salpicados por un inodoro enjuagándose o caer adentro de él es común. Tu niño también podría haber tenido una experiencia traumática, como haber sido pellizcado por el asiento de la bacinica o haber sido avergonzado por un accidente, de acuerdo con KeepKidsHealthy.com. Si hablas con tu niño sobre lo que le molesta, podrías encontrar que tu problema tiene una solución simple como comprar un tipo diferente de asiento para su bacinica o darle algo de privacidad mientras la usa.

Haciendo que le emocione

Si a tu niño no le gusta la idea de aprender a usar la bacinica, necesitas voltear los papeles y hacer que le emocione el proceso. Háblale de los detalles de una bacinica y lo bonito que es crecer. Podrías ofrecerle una recompensa por usar la bacinica, como calcomanías o dulces pequeños. Indícale que todos necesitan usar la bacinica o el inodoro y que él puede ser como todos los demás cuando la use.

Involucrándolo en el proceso

Algunos niños responden bien cuando se trata de involucrarlos en el proceso. El tuyo podría tener sentimientos de ambivalencia en cuanto al uso de la bacinica en forma de carro de su hermano mayor, pero en cuanto le consigas la que tiene forma de rana se habrá entrenado en cuestión de pocos días. Pregúntale su opinión cuando escojan una bacinica, ropa interior de "niño grande", diseñen un sistema de recompensas y seleccionen una por usar la bacinica. Todos estos detalles le dan algo de responsabilidad por el proceso, lo que podría aumentar su entusiasmo.

Esperando un poco más

Si tu niño aun se resiste a todos los esfuerzos, podría ser hora de ceder. Algunos niños no están listos para usar la bacinica, aun cuando otros de la misma edad han sido entrenados desde hace meses. Las señales consisten en que sea capaz de aguantar la orina o las heces, que tenga interés en usar la bacinica o que se sienta incomodo cuando tenga un pañal sucio, de acuerdo con KeepKidsHealthy.com.

Más galerías de fotos



Escrito por maggie mccormick | Traducido por maria del rocio canales