Cómo enseñar a un adolescente para tener control de los impulsos

Mientras que puede ser que a tu hijo de 3 años de edad le falte el control de sus impulsos, sin duda esperas que lo gane en el momento en que él es un adolescente. Los adolescentes, sin embargo, muestran cierta falta de control de impulso que puede hacer que actúen mucho antes de pensar en las consecuencias de esas acciones. Según David Fassler, profesor de psiquiatría en la Universidad de Vermont College of Medicine, los adolescentes son más propensos a mostrar una falta de control de impulsos cuando se enfrentan a situaciones emocionales o estresantes.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Sugiere a tu hijo que pare y se tome unos minutos para pensar en lo que quiere hacer antes de que realmente lo haga, advierte Jeffrey Bernstein, Ph.D., psicólogo, de Psychology Today. Dile que quieres que espere 5 minutos enteros antes de ejecutar cualquier decisión o que quieres que cuente hasta 25 o corra tres vueltas alrededor de la manzana, lo que sea para que se calme antes de actuar por impulso.

  2. Anima a tu hijo a preguntarse cómo se sentirá después de que se ha involucrado en una conducta determinada. Según Bernstein, cuando tu hijo se toma el tiempo para hacerse esta pregunta, le da la posibilidad de tener en cuenta sus sentimientos después, lo cual no es algo que normalmente hace cuando actúa por impulso. Por ejemplo, si va a romper con su novia porque oyó que ella se fue a cenar con otro hombre, podría arrepentirse de su acción después de que haya tenido tiempo de pensar en la situación y la forma en la que debería haber entendido toda la historia antes de separarse.

  3. Anima a tu hijo a manejar su ira y estrés de una manera saludable, aconseja Tonia Caselman, MSW, Ph.D. en su informe titulado "Intervenciones sugerida para padres para el control de impulsos". Dado que los adolescentes son más propensos a tomar decisiones impulsivas en situaciones estresantes o emocionales, animarlos a trabajar a través de su estrés y las emociones de una manera saludable puede ayudarles a reducir al mínimo el número de decisiones impulsivas que toman. Anímalo a que haga algún tipo de ejercicio, lo que puede reducir el estrés y la ansiedad, así como mejorar el estado de ánimo de una persona. Puede unirse a un equipo, tomar una clase o simplemente montarse en su bicicleta y dar un paseo por el barrio, cuando la vida se sienta más estresante o emocional que lo habitual.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por natalia pérez