Enseñando a los niños sobre pesos y medidas

Los pesos y medidas son lecciones matemáticas importantes que son útiles en los años escolares y más allá en la vida diaria. Existen diferentes tipos de pesos y medidas, así como diferentes herramientas necesarias para desarrollarlos. Los niños pueden empezar a aprender sobre ellos desde el jardín de niños y desde el primer grado escolar.

¿Cuándo podrán necesitar saber esto?


Las medidas pueden ser divertidas en la cocina.

Una de las preguntas favoritas de ávidos estudiantes en cualquier lugar es "¿Cuándo usaré esto en la vida real?" Los pesos y medidas los aplican cada día los niños y adultos. Si tu hijo no quiere aprenderlos, pídele que te ayuden un día a preparar un postre. Entre el medir la harina, el azúcar y la sal, así como al estimar la longitud de tiempo para cocinar el postre, tu hijo entenderá las implicaciones de medir incorrectamente.

Tipos de medidas y pesos


Las básculas son importantes en muchos aspectos de la vida.

Pesar cosas es algo muy sencillo. Coloca algo en una báscula y observa el número que aparece. ¿Por qué? La comida se mide más exactamente cuando se pesa en gramos en lugar de hacerlo con una taza medidora. Si cuentas con un recipiente que solo soporta 10 libras, necesitas conocer cuánto pesa ese traste antes de colocarlo en la báscula. Lo más sencillo es hacerlo con una cinta métrica, para ver qué tan largo es. Sin embargo, también debes de medir los ingredientes secos y líquidos cuando cocinas usando las tazas medidoras.

Actividades para pesar


Los niños pueden usar una báscula básica para pesar objetos pesados.

Las actividades para pesar ni siquiera tienen qué involucrar una báscula para cada niño. Entrega a tu hijo una serie de objetos diferentes de la casa y pídele que las ponga en dos montones, una para cosas pesadas y otra para ligeras. Para niños más grandes, entrégales una báscula. Si cuentas con una báscula para la cocina o el baño, deja que use ambas. Pídele que busque cosas alrededor de la casa que pesen cierta cantidad. Alternativamente, entrégale una lista de objetos y pídele que escriba el peso de cada una.

Actividades para medir


Medir la altura de tu hijo es una manera ideal de conseguir que inicie el aprendizaje de las medidas.

De nuevo, con niños pequeños, ni siquiera necesitas herramientas. Pídeles que dividan los objetos en una montón grande y uno pequeño. Otra actividad divertida es cortar varios popotes con diferentes medidas y dejar que tu hijo los ordene de pequeño a más grande. Para niños más grandes, crea actividades más de pesar. Pide a tu hijo que busque en la casa objetos de cierta longitud, como una pulgada, un pie o una yarda. Para medir, también necesitarás actividades que requieran las tazas medidoras. La manera más fácil de hacerlo es simplemente ayudando a hacer platillos de comida. Medir la harina y la leche de los pastelillos de la mañana utiliza tazas medidoras de ingredientes secos y húmedos, así como cucharitas para la sal y el polvo para hornear. Explica a tu hijo qué pasaría si pones demasiado o menos de los ingredientes requeridos.

Más galerías de fotos



Escrito por rebekah martin | Traducido por elizabeth garay ruiz