Enseñando a los niños a ganarse privilegios

Un niño necesita disciplina en su vida, ya que salirse con la suya todo el tiempo a una edad temprana podría conducir a futuros problemas de comportamiento. Cuando un niño llega a esperar ciertos privilegios, puede comenzar a tomar por sentado que lo merece. Al eliminar estos privilegios de su vida cotidiana y convertirlos en beneficios, los padres pueden fomentar el buen comportamiento que puede durar toda la vida.

Crear tareas

AskDrSears.com sugiere que proveer a un niño con una serie de objetivos a alcanzar antes de recibir el privilegio puede ayudar a enseñarle autodisciplina. Antes de que el niño pueda ver la televisión, tiene que limpiar su cuarto, lavar los platos o completar otras tareas en la casa. El niño debe saber qué se espera de él y lo que recibirá si completa la tarea. El objetivo no es sobornar a los niños, sino demostrarle que es necesario un buen comportamiento para recibir ciertos privilegios.

Hacer un gráfico de recompensas

Hacer un gráfico que destaca el buen comportamiento proporciona una motivación visual para el niño. Déjala trabajar contigo todos los días y explícale los buenos comportamientos. Mientras mejores comportamientos exhiba, como la limpieza de su habitación o sacar la basura, más se acerca a que llegue a su meta en el gráfico. Utiliza calcomanías para trazar su progreso hacia su meta. Según AskDrSears.com, haciendo visible esta información permites al niño ver lo cerca que está su recompensa. Esto lo anima a continuar su buen comportamiento. Una vez que llegue a su recompensa, inicia de nuevo el esquema al tiempo que ofreces una recompensa diferente.

Beneficios

Animar a tu hijo a ganar premios es beneficioso para ambos. Cuanto más el niño gana sus privilegios, más se acerca a la meta principal de la autodisciplina, animándole a trabajar duro para todo en la vida. El niño debe saber que nada es gratis y que es necesaria una ética de trabajo para alcanzar sus metas. Como padres, también podemos beneficiarnos de este acuerdo, ya que ayuda a eliminar posibles problemas de comportamiento. Dado que el niño está motivado a comportarse de una manera conveniente, no tendrás que corregir su comportamiento con tanta frecuencia.

Retirar los privilegios

Cuando el niño no sigue las reglas, empieza a retirar sus privilegios. Elije algo que el niño tiene en alta estima y no se le permitas acceder al elemento durante un período predeterminado. HealthyChildren.org advierte que no se debe dar después de retirar el artículo de su posesión, ya que esto puede conducir a problemas mayores de comportamiento. Cuando se trata de niños menores de 7 años, dales el privilegio de inmediato, ya que los niños pequeños no pueden comprender las consecuencias a largo plazo.

Más galerías de fotos



Escrito por jeremi davidson | Traducido por sandra magali chávez esqueda