Cómo enlatar cerezas 'Black Heart' (Black Heart cherries)

Enlatar frutas y vegetales te permite conservar productos frescos y disfrutarlos todo el año y, además, es una práctica que está volviéndose más popular. El Centers for Disease Control and Prevention estima que uno de cada cinco hogares estadounidenses enlatan su propia producción, lo cual es notable considerando la facilidad con la que se consiguen los alimentos en las tiendas. Las cerezas son ideales para enlatar porque se conservan bien, el proceso de enlatado es bastante simple y las cerezas en sí mismas están repletas de nutrientes como las vitaminas A y C.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Cerezas frescas
  • Frascos de 1 pinta, con tapa y de cierre hermético
  • Un descarozador de cerezas
  • Un bol grande
  • Ácido ascórbico o vitamina C
  • Una olla grande
  • Jugo de manzana
  • Un envasador de agua hirviendo
  • Un termómetro
  • Pinzas para levantar frascos
  • Toallas

Instrucciones

  1. Elige cerezas que hayan sido recientemente cosechadas y estén bien maduras. Busca frutas ligeramente maduras que tengan un color intenso y uniforme y que no estén magulladas ni en mal estado. En términos de cantidad, precisarás unas 11 libras de cerezas por cada carga de 9 pintas del envasador.

  2. Quita los tallos de las cerezas y lávalas. Si lo deseas, puedes quitarles el carozo. Pincha el costado de las cerezas con una aguja si vas a dejar los carozos para así evitar que se partan. Si quitas los carozos, coloca las cerezas en un bol que contenga agua fría y ácido ascórbico o tabletas de vitamina C para evitar que pierdan el color. Lava los frascos y prepara las tapas siguiendo las instrucciones del fabricante.

  3. Coloca agua y jugo de manzana en una olla grande y hazlos hervir. Agrega las cerezas escurridas y lleva nuevamente a hervor. Llena los frascos con las cerezas y el líquido de cocción, dejando un espacio de media pulgada por debajo del borde. Coloca las tapas, girando las bandas para asegurarlas.

  4. Precalienta a unos 180 ºF un envasador de agua hirviendo que esté lleno de agua hasta la mitad y coloca los frascos sobre la rejilla, de a uno por vez. Agrega agua hasta que los frascos queden cubiertos por 1 pulgada y luego coloca la tapa al envasador.

  5. Calienta el agua hasta que hierva durante 15 a 20 minutos. Si usas un envasador a presión, color los frascos con las tapas cerradas sobre la rejilla con unas 2 pulgadas de agua, asegura la tapa y sube la temperatura. Deja los frascos durante 10 minutos y luego agrega el calibrador de peso para presurizar el envasador. Procesa durante unos 5 a 10 minutos antes de retirar del calor y dejar que el envasador se despresurice.

  6. Retira los frascos cuidadosamente usando las pinzas y déjalos enfriar sobre una toalla. No vuelvas a ajustar las tapas. Después de 12 a 24 horas de dejar enfriar los frascos a temperatura ambiente, retira la parte de la rosca de la tapa para revisar la selladura. Si esta está ajustada y el centro hundido, almacena los frascos en un lugar fresco y oscuro. Si la selladura no está intacta y el centro está inflado, revisa si el frasco tiene algún defecto. Si es necesario, reemplázalo y vuelve a realizar el proceso para sellarlo correctamente.

Consejos y advertencias

  • Almacena las cerezas enlatadas durante hasta un año y asegúrate de que las tapas estén correctamente selladas al abrir un frasco nuevo.

Más galerías de fotos



Escrito por perry miller | Traducido por mariana palma