¿Puedo engordar luego de un día de atracones?

Los atracones de comida se pueden producir de muchas formas: por seguir comiendo después de estar lleno, por comer más rápido de lo normal, por comer cuando no tienes hambre o por alguna combinación de las tres. Es normal comer en exceso en ocasiones, como en una cena navideña, pero comer en exceso se trata de una compulsión. Y aunque un solo día de atracones no te hará gordo, sí te darás cuenta de que has ganado algo de peso extra al día siguiente. Desafortunadamente, y dado que comer en exceso es una compulsión, no es probable que sea un asunto de un solo día: lo más probable es que se repita, en primer lugar en ocasiones y luego con más frecuencia hasta convertirse en un mal hábito.

Conteo de calorías


Los atracones de comida se pueden producir de muchas formas.

Todo el mundo come en exceso de vez en cuando, pero un solo día de comer en exceso no provoca un aumento de peso. El aumento de peso se produce luego de comer en de manera constante durante un período prolongado de días, semanas o meses. Para ganar una libra de grasa debes consumir 3.500 calorías, además de la ingesta de calorías diaria normal. Las necesidades calóricas diarias para una mujeres de 125 libras y hombres de 175 libras, ambos moderadamente activos, son de 2,000 calorías y 2.800 calorías, respectivamente, de acuerdo con la Harvard Medical School Family Health Guide (Guía para la salud de la familia de la Escuela de Medicina de Harvard; ver referencia 1, "Calorías"). Para evitar obtener libras adicionales a partir de un dia de atracones, regresa a tu rutina de alimentación normal al día siguiente.

Retención de agua


Todo el mundo come en exceso de vez en cuando.

Los atracones de comida suelen incluir alimentos ricos en sodio, como comidas rápida o aperitivos salados. La retención de agua producido por la ingesta de sodio en exceso hace que el aumento de peso temporal pueda verse reflejado en la balanza al día siguiente. Según el Dr. Jack D. Osman del Towson University’s Health Science Department (Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad de Towson), 400 miligramos de sodio adicional que consumen implican la adición de dos libras de peso de agua. (Ver referencia 2, cuarto párrafo). Una rebanada de pizza de pepperoni contiene 760 miligramos de sodio. A bolsa de tamaño bocado de papas fritas de 1.5 onzas tiene 191 miligramos de sodio. El aumento de peso por retención de agua es temporal, ya que tus riñones terminan eliminando el exceso de sodio del cuerpo.

Trastornos por atracones


Los atracones de comida suelen incluir alimentos ricos en sodio, como comidas rápida o aperitivos salados.

Los trastornos por atracones son los trastornos alimenticios más comunes, aunque no se consideren una enfermedad psiquiátrica. El gran desafío que presentan es que normalmente no son un evento de un solo día. Al igual que con cualquier otra enfermedad relacionada al comer, el hábito que se da "de vez en cuando" puede fácilmente convertirse en una enfermedad en toda regla, y con ella puede aparecer una serie de problemas relacionados. De producirse estas situaciones de forma regular, podría aparecer un aumento de peso, lo que puede conducir a la obesidad, la presión arterial alta, el colesterol alto y el riesgo a sufrir diabetes y enfermedades del corazón. Muchas personas que desarrollan esta clase de trastornos también sufren de ansiedad y depresión, se avergüenzan de sus propios hábitos alimenticios y trabajan duro para tratar de ocultarlos. Y mientras que un trastorno por atracones se puede curar, sus efectos secundarios asociados pueden permanecer mucho tiempo después de haber reanudado los hábitos alimenticios normales.

Otras consideraciones


Los trastornos por atracones son los trastornos alimenticios más comunes.

El aumento de peso y los potenciales desórdenes alimenticios no son los únicos factores involucrados en este clase de trastorno. Un solo día de atracones pueden colocar a tus hormonas y a tu metabolismo en un desenfrenado intento por procesar todas las calorías extra que introduces a tu cuerpo. Este proceso tiene también un impacto directo sobre tu páncreas, que se sobreexigirá para producir toda la insulina extra que necesitas para descomponer los niveles de azúcar en sangre, a menudo produciendo una cantidad en exceso y provocando niveles de azúcar demasiado bajos que pueden producir vértigo, mareos y náuseas. Un solo día de atracones puede afectar también la capacidad de tu cuerpo de determinar cuándo es que estás lleno, lo que con frecuencia conduce comer mucho más de lo que en verdad necesitas.

Más galerías de fotos



Escrito por katie strzeszewski | Traducido por guido grimann