Engordar después de ir al gimnasio

Estás harto de tu tipo de cuerpo, has comprado un gimnasio y empezaste a trabajar. Sin embargo, hacer ejercicio en el gimnasio no hará necesariamente que los kilos de grasa desaparezcan de tu cuerpo. Si encuentras que continúas aumentando de peso a pesar de tu entrenamiento, puede que estés haciéndolo incorrectamente, tomando hábitos dietéticos poco saludables o tengas una condición médica que requiere atención.

Ejercicios correctos vs. ejercicios incorrectos

Cada tipo de ejercicio que vayas a encontrar en el gimnasio puede mejorar tu cuerpo en algún sentido, pero no todos son propicios para la pérdida de peso. Si haces ejercicio con frecuencia, pero experimentas aumento de peso, parte del problema podría ser que estás realizando los ejercicios mal. El levantamiento de pesas, por ejemplo, quema calorías en sólo una fracción de la velocidad que los ejercicios de cardio. Si tu objetivo principal es hacer ejercicio para adelgazar, céntrate en el uso de máquinas de cardio, como la cinta de correr y la bicicleta estacionaria.

Saca el máximo partido de tu entrenamiento

Piensa en cómo manejas tu sesión de gimnasio. Si te cambias lentamente, charla con la gente mientras haces estiramientos, te encuentras viendo la televisión más que haciendo ejercicio y haces viajes frecuentes a buscar agua, no estás sacándole el mayor provecho a tu tiempo en el gimnasio. Un entrenamiento de 10 minutos aquí y allá no siempre dará lugar a la pérdida de peso. En su lugar, apunta a ir al gimnasio de tres a cinco días por semana para llevar a cabo un total de por lo menos 300 minutos de ejercicio cardiovascular. Al cumplir con esta norma, favorecerás a tu meta de pérdida de peso.

Ten en cuenta la ingesta de calorías

Ir al gimnasio no te da rienda suelta a comer más. Si bien es cierto que ejercitar puede aumentar el apetito, la gente tiene más éxito en la pérdida de peso mediante la combinación del ejercicio y la dieta. En general, apunta a reducir tu consumo de calorías a medida que intentas bajar de peso. Si te encuentras con más hambre, evita los alimentos con alto contenido calórico y come grandes cantidades de alimentos saludables, como las verduras.

Otras razones para el aumento de peso

El aumento de peso, a pesar de tus visitas al gimnasio, podría no estar vinculado a tu ejercicio o dieta en absoluto. Existen muchos tipos de problemas médicos que pueden causar el aumento de peso inesperado, incluso si vas al gimnasio con regularidad. Estas cuestiones son el hipotiroidismo y la menopausia. También podrás ganar peso a medida que envejeces y varios tipos de medicamentos, incluidos los que tratan la depresión, pueden dar lugar al aumento de peso. Si sientes que estás realizando el entrenamiento correcto y comes de forma saludable para perder peso, consulta a tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por william mccoy | Traducido por natalia pérez