Enfrentando el molusco contagioso

La infección de moluscos contagiosos en la piel es causada por un virus, resultando en lesiones que se asemejan a pequeños ombligos: manchas redondeadas en forma de cúpula con un hoyuelo o hendidura en el centro. Esta infección ocurre con más frecuencia en personas con problemas en su sistema inmune que no pueden combatir el virus, pero también puede aparecer en adultos o niños saludables. En algunos casos, las lesiones causan comezón y se irritan, aunque también podrían no causar ninguna molestia. Las lesiones pueden curarse por sí solas, aunque algunos casos severos requieren tratamiento médico. Siempre consulta a un doctor para confirmar si sufres del virus de moluscos contagiosos, para recibir el plan de tratamiento apropiado.

En los adultos, los moluscos contagiosos frecuentemente afectan los genitales y se esparcen por el contacto sexual. Un adulto que desarrolla esta infección debe realizarse también pruebas de otras ETS. En los niños, contactos cercanos como compartir toallas pueden propagar la infección. Puedes extender la infección en tu propia piel al rascarte las lesiones; es posible que se desarrollen nuevas lesiones a lo largo de las marcas.

En adultos y niños saludables, el cuerpo a menudo combate el virus MC por su cuenta sin ningún tratamiento adicional. No te toques o rasques las lesiones; esto podría extender el virus o causar una segunda infección bacteriana. Si la infección persiste o empeora, puede ser útil cauterizar las lesiones con nitrógeno líquido administrado por un dermatólogo. También podría ayudar la aplicación tópica de productos que hacen que el sistema inmune reconozca la infección y te libre de ella. Estos tratamientos son similares a los empleados para curar verrugas, pero en general, los moluscos contagiosos son más fáciles de eliminar que los persistentes virus de las verrugas. Todos estos elementos y tratamientos deben seguirse sólo con autorización médica, y no pueden obtenerse para uso casero. Tu dermatólogo recomendará el mejor tratamiento para tus necesidades. Puedes volver a infectarte si sufres exposición a este virus de nuevo.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. tanya kormeili, md, faad, dermatologist
Traducido por pau epel