Enfermedades causadas por las algas verdes azuladas

Las algas verde azuladas pueden ser tanto productoras como no productoras de toxinas, en función del tipo de algas verde azuladas. Sin embargo, no se puede decir si ésta alga produce o no la toxina con sólo mirarla. La toxina consumidora de agua que contienen las algas verde azuladas puede causar enfermedades, como también lo pueden hacer los suplementos de algas verde azuladas que contienen toxinas.

Las algas verde azuladas en el agua

Las algas verde azuladas de movimiento lento crecen en agua dulce, incluyendo en estanques y lagos. Evita el contacto con agua que contenga este tipo de algas para limitar el riesgo de enfermedades. Dependiendo del tipo de toxina producida por las algas, podrías enfermar por inhalar, ingerir o tocar el agua que las contienen. No deberías nadar en estas aguas, ni utilizarla para beber, cocinar o bañarte, de acuerdo al Departamento de Protección Ambiental de la Florida.

Suplementos de algas verde azuladas

Los suplementos de algas verde azuladas tales como la espirulina y chlorella, pueden estar contaminados con toxinas llamadas micotoxinas, bacterias y metales pesados ​​como el plomo. Un estudio publicado en mayo de 2000 en "Environmental Health Perspectives" encontró que 85 de 87 muestras de suplementos de algas verde azuladas analizados contenían mycocystins, que son tóxicos para el hígado. Opta por suplementos de un fabricante conocido para limitar este riesgo.

Tipos de enfermedades

Las algas verde azuladas pueden producir una variedad de toxinas, incluyendo aquellas que afectan la piel, el cerebro, el sistema digestivo y el hígado, así como otros órganos. Estas pueden causar efectos secundarios y enfermedades que incluyen picazón en la piel, diarrea, dolor de cabeza, fiebre, asma, vómitos, insuficiencia respiratoria, convulsiones, ataques cardíacos, parálisis, daño en el ADN y cáncer de hígado. Los efectos son generalmente peores cuando ingieres una gran cantidad de estas toxinas. Los niños son más propensos a ser afectados que los adultos debido a su menor tamaño y su propensión a tragar agua cuando están nadando, ya sea accidentalmente o a propósito.

Prevención

Para evitar enfermarte a causa de las algas verde azuladas, evita el contacto con este tipo de algas. Hervir el agua o tratarla con productos químicos no la librará de las toxinas. Después de nadar o entrar en contacto con el agua de un estanque o lago, báñate con agua fresca y jabón para deshacerte de cualquier alga en tu piel. Toma medidas para impedir la proliferación de estas algas en las aguas cercanas, incluyendo el uso de menos fertilizantes y sólo usando fertilizantes y productos de limpieza que no contengan fósforo, haciendo el mantenimiento adecuado de los sistemas sépticos y de las plantas nativas alrededor de los cuerpos de agua, además de la limitación de las actividades que pueden aumentar la erosión.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica bruso | Traducido por priscila caminer