Enfermedades de las bañeras de hidromasajes

Puede ser relajante y terapéutico sumergirte en una bañera de hidromasaje, pero los usuarios deben ser conscientes de los peligros. Las enfermedades transmitidas por aguas recreativas (RWI) se propagan con facilidad en bañeras de hidromasaje y una familia entera pueden enfermarse al mismo tiempo. El cloro y desinfectantes combaten estas enfermedades, pero tardan horas o incluso días para matar las nuevas infecciones. Los usuarios deben adoptar buenas prácticas de higiene y los niños muy pequeños no deben usar las bañeras de hidromasaje.

Las enfermedades diarreicas

Los tipos más comunes de las RWI reportados a Centers for Disease Control and Prevention (CDC) son con los síntomas de la diarrea. Estas enfermedades se propagan fácilmente en el agua desde la materia fecal residual de una persona infectada. Cualquiera que trague el agua puede contraer la enfermedad. Los gérmenes transmitidos por el agua también pueden estar en las manos de una persona y se ingieren a través de los alimentos que han sido tocados por esa persona. Algunas de estas enfermedades transmitidas por aguas recreativas, tales como el criptosporidio, pueden sobrevivir durante días, incluso en el agua correctamente clorada.

Erupciones

Otros peligros de la bañera de hidromasaje incluyen los trastornos de la piel tales como las erupciones, una condición causada por el germen Pseudomonas aeruginosa. El germen es común en el medio ambiente, pero se convierte en un mayor problema en bañeras calientes porque el agua le permite permanecer en contacto con la piel de una persona por un largo tiempo, lo que aumenta las posibilidades de infección. Algunas personas son sensibles al cloro y desinfectantes utilizados para combatir los gérmenes en el agua de las bañeras de hidromasaje, así que estos productos químicos pueden ser otra fuente de erupciones.

Problemas respiratorios

Las bacterias pueden ser inhaladas por los usuarios, sobre todo si la tina es muy utilizada y no se mantiene correctamente, una situación a veces se observa en las instalaciones de la comunidad. Estas bacterias pueden causar una reacción respiratoria comúnmente conocida como "pulmón de bañera de hidromasaje". Algunos enfermos, sin darse cuenta de que sus problemas respiratorios se deben a la bañera de hidromasaje, vuelven a la bañera pensando que el aire cálido y húmedo ayuda y termina haciendo que la infección empeore.

Otros peligros para los niños

Los niños están expuestos a peligros adicionales en las bañeras de hidromasajes, tales como el ahogamiento. Los niños no serán permitidos en las bañeras de hidromasajes a menos que sean lo suficientemente altos como para mantener su cabeza fuera del agua mientras están de pie en el centro. Los niños pueden sobrecalentarse rápidamente en el agua caliente. Más importante es que sus sistemas inmunológicos no están tan desarrollados como los de los adultos, por lo que los niños son más propensos a sufrir de las infecciones y las enfermedades que se describen arriba.

Precauciones

Si eres dueño de una bañera de hidromasaje, comprueba el agua para los niveles de desinfectante y pH adecuados antes de su uso. Al utilizar una bañera de hidromasaje pública, pregunta si estos niveles son revisados ​​al menos dos veces por día. Dúchate con agua y jabón antes y después de usar un bañera de hidromasaje y nunca la uses si tienes diarrea. Evita que el agua entre en la boca, los oídos o los ojos.

Más galerías de fotos



Escrito por andy humphrey | Traducido por gabriela nungaray