Enfermedad inflamatoria intestinal: ¿Qué pasa cuando los tratamientos médicos no funcionan?

La enfermedad inflamatoria intestinal puede producir dolor abdominal severo.

Los trastornos ulcerativos del intestino, la colitis ulcerativa y la enfermedad de Crohn, componen una patología común conocida como enfermedad inflamatoria intestinal (IBD, según sus siglas en inglés). Los síntomas varían de leves a graves y los tratamientos pueden ser muy variados. Tu médico de familia o internista, en principio te prescribirá un medicamento o un enema terapéutico. Cuando los tratamientos médicos fracasan, tu médico de atención primaria puede derivarte a un cirujano especialista.

Los síntomas de enfermedad inflamatoria intestinal normalmente comienzan a desarrollarse a partir de los 20 años. Puedes experimentar dolores abdominales tipo cólico y heces sanguinolentas y llenas de mucosidad. Otros síntomas incluyen pérdida de peso, malnutrición y anemia. A menudo los pacientes se someten a una batería de pruebas diagnósticas, que pueden incluir una endoscopía, una colonoscopía, radiografías del intestino y análisis de sangre.

En la colitis ulcerativa, o CU, la inflamación se extiende continuamente desde el ano hasta el recto. A veces, la inflamación abarca todo el colon. La enfermedad de Crohn puede afectar cualquier parte del tracto gastrointestinal y la inflamación no siempre es continua; puede saltear partes del intestino.

Como la colitis ulcerativa afecta solo al colon y el recto, la enfermedad puede ser curada quirúrgicamente si no puede manejarse con el tratamiento médico. Durante la cirugía, se extirpan todo el colon y el recto y se crea un nuevo recto usando el intestino delgado. El nuevo recto es llamado bolsa colónica en "J" ya que el cirujano toma el intestino delgado y le da forma de letra J antes de unirlo al ano.

La enfermedad de Crohn también puede ser tratada quirúgicamente, pero a diferencia de la colitis ulcerativa, la cirugía no la cura. Cuando la enfermedad de Crohn no responde a la terapia médica, la meta es una resección quirúrgica limitada que preserva el intestino.

Aviso legal

El Dr. Hoffman no patrocina ninguno de los productos presentados en este sitio web.

Foto: BananaStock/BananaStock/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por gary h. hoffman m.d.
Traducido por paula santa cruz