¿Puede enfermarte beber leche antes de un entrenamiento?

La leche puede ser utilizada como una manera de mantenerte hidratado durante el ejercicio y recuperarte después de una sesión de entrenamiento. La leche es aceptable para consumir antes de una sesión, siempre y cuando dejes suficiente tiempo para la digestión antes de hacer ejercicio. Beber leche demasiado cerca de tu sesión de ejercicio puede causar la aparición de síntomas de trastornos gastrointestinales que podrían afectar a la eficacia de tu entrenamiento.

Características

Beber una gran cantidad de leche antes de hacer ejercicio puede hacer que tu estómago se sienta mal y cansarte rápidamente. Si planeas consumir la leche como parte de una pequeña comida antes del ejercicio, deja dos o tres horas para la digestión antes de tu entrenamiento. Espera un mínimo de tres a cuatro horas después de hacer una comida grande antes de hacer ejercicio. Una pequeña comida antes del ejercicio puede incluir la leche baja en grasa o descremada. La grasa de la leche entera o dos por ciento de leche puede causar problemas digestivos en el ejercicio.

Beneficios

La leche que se consume antes y durante el ejercicio puede ayudar a prolongar las sesiones de ejercicio en los atletas. En un estudio de 2008 publicado en "Nutrición", los investigadores encontraron que los sujetos que bebían leche y además glucosa tenían una tendencia a hacer ejercicio durante más tiempo que los sujetos que consumían agua sola. Los participantes bebieron leche antes y durante el ejercicio a intervalos de 10 minutos durante el estudio. La cantidad consumida fue de 1,5 ml por kilogramo de peso corporal.

Consideraciones

Si tienes intolerancia a la lactosa, evita la leche antes y después del ejercicio. Los síntomas asociados con la intolerancia a la lactosa incluyen náuseas, estreñimiento, diarrea y distensión abdominal. Debes evitar la leche y los productos lácteos que contengan lactosa. Consume variedades libres de lactosa de leche como parte de tus comidas antes o después del entrenamiento.

Marco de tiempo

La leche es una mejor opción como bebida post-entrenamiento que un aperitivo antes del ejercicio. La leche se puede utilizar para reemplazar los líquidos junto con reposición de las reservas de hidratos de carbono. Según un estudio de 2006 publicado en el “International Journal of Sport Nutrition and Exercise Metabolism", la leche con chocolate ayuda al cuerpo a recuperarse efectivamente entre las series de ejercicio de alta intensidad.

Más galerías de fotos



Escrito por heather topham wood | Traducido por carlos alberto feruglio