Cómo endurecer el cuerpo

Un cuerpo flácido y con sobrepeso no hace más que dañar tu propia imagen y dificultar el botón de los pantalones. Las personas con sobrepeso se enfrentan a un mayor riesgo de varios problemas de salud graves, como la diabetes. Varias formas de ejercicio combinadas con cambios importantes de estilo de vida pueden ayudar a lograr un cuerpo duro como una roca en un período razonable de tiempo. Avisa a tu médico antes de considerar cualquier recurso o suplemento deportivo para desarrollar músculo, especialmente si tienes un problema del corazón.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Pesas
  • Bola de estabilidad
  • Banda de resistencia

Instrucciones

  1. El entrenamiento de fuerza a través del levantamiento de pesas se logra con barras y mancuernas.

    Desarrolla los músculos. El entrenamiento de fuerza levantando pesas con mancuernas o con una máquina de peso mejora tu capacidad de quemar calorías. Las pesas libres también promueven la fuerza en todo el cuerpo, mientras que las máquinas son ideales para tonificar un área clave como el abdomen.

  2. Las bolas de estabilidad o de gimnasia tonifican el cuerpo.

    Elige tu color favorito. Los balones de equilibrio, también llamados pelotas para ejercicios, tonifican los músculos de tu cuerpo y vienen en una variedad de colores y tamaños, aunque las bolas más grandes proporcionan el entrenamiento más exigente. Esculpe los músculos de tu abdomen colocándote la pelota en la espalda o trata de hacer flexiones con las rodillas en la pelota y las manos sobre una colchoneta.

  3. Come con conciencia.

    Come con un propósito. Los productos de grano entero dan al cuerpo una sensación prolongada de saciedad que disminuye el riesgo de comer en exceso, mientras que las frutas y verduras frescas aseguran que tengas las vitaminas y minerales necesarios para llevar a cabo tu camino a la firmeza. El pescado fresco, como el salmón, beneficia tu salud y también contiene ácidos grasos omega-3 para ayudar a la función de tu corazón.

  4. Estira para lograr resistencia

    Las tiendas deportivas tienen bandas de resistencia livianas que te permiten centrarte en los grupos musculares más pequeños que por lo general pasan por alto durante el entrenamiento regular. Los entrenadores sugieren las bandas de resistencia que sirven para hacer sentadillas parándote sobre ellas, manteniendo los pies unas 12 pulgadas de distancia. Tira de la banda hasta la altura del hombro y luego baja en cuclillas, manteniendo el nivel de la banda con tus hombros. La banda ofrecerá resistencia a los músculos cuando vuelvas a la posición de pie.

  5. Ejercítate en casa

    Haz ejercicio en casa. Los ejercicios de peso corporal, como flexiones de brazos (pushups), abdominales (crunches ), abdominales completos (sit-ups) y flexiones (pull-ups), ofrecen muchos de los mismos beneficios que un entrenamiento con pesas y no requieren de equipos o un gimnasio.

  6. Evita los dulces y bebidas azucaradas.

    Afila tu detector de grasa. Aprende qué tipos de alimentos y bebidas evitar para incrementar tu probabilidad de lograr un cuerpo duro como una roca. Los alimentos ricos en grasas son los mismos de siempre: donas, dulces, panecillos dulces y los bocadillos fritos. Las bebidas como la leche con chocolate o refrescos azucarados contribuyen también a la gordura, por lo que debes elegir agua o leche sin grasa siempre que puedas.

Consejos y advertencias

  • Dedica tiempo a la semana para hacer al menos dos ejercicios de entrenamiento de fuerza de 30 minutos, y lo más probable es que notes una mejoría de tu cuerpo dentro de un mes. Complementa tu entrenamiento con una actividad aeróbica, como correr o nadar, para quemar más flacidez.
  • Mientras que el levantamiento de pesas contribuye a un cuerpo duro como una piedra, la actividad también plantea riesgos para tu seguridad. Pídele a un amigo que permanezca cerca durante cualquier sesión de entrenamiento con peso por si intentas levantar más de lo que tu cuerpo puede soportar.

Más galerías de fotos



Escrito por toby pendergrass | Traducido por mariela rebelo