Cómo endulzar el té con miel

No utilices azúcar procesada y opta por miel para endulzar tu próxima taza de té. Mientras que la miel tiene menos calorías por cada porción que el azúcar, utilizar miel local incrementa los antioxidantes que combaten las enfermedades y mejoran tu salud. Elije entre las distintas variedades de miel para endulzar tus tés favoritos y disfruta de los beneficios de este producto natural para endulzar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Taza
  • Cuchara
  • Saco de té
  • Agua caliente
  • Cucharita para té

Instrucciones

  1. Selecciona un tipo de miel que no esté procesada para conservar los minerales y vitaminas. Elige miel de azahar y de arce para endulzar muchos tipos de té. Utiliza miel de arándanos para el té Earl Grey e ingleses; miel de salvia con especias de naranja para tés de limón y menta o miel de trigo para té verde y de hierbas.

  2. Prepara tu taza de té de la forma usual con agua hirviendo para un sobre de té. Espera de tres a cinco minutos.

  3. Retira el saco de té y mide una cucharada de miel. Comienza remplazando la cantidad típica de azúcar que utilizas por una cucharada de miel, que es ligeramente más dulce que el azúcar. Añade miel a tu té y mezcla para que se disuelva. Pruébalo y agrega más miel si es necesario.

Consejos y advertencias

  • Añade jugo de limón a tu té para incrementar su sabor e incorporar una pequeña cantidad de vitamina C.
  • No agregues miel al agua hirviendo, pues la temperatura destruirá las propiedades de la miel.
  • Tomar mucha azúcar no es sano, sin importar si procede de la miel o es procesada. Controla tu consumo para asegurarte de que no corres riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 o y enfermedades cardíacas.

Más galerías de fotos



Escrito por maxine wallace | Traducido por diana i. almeida