Endulcorante de agave y la diabetes

Si sufres de diabetes, el azúcar y los edulcorantes son algo que generalmente tendrás que evitar. Sin embargo, el néctar de agave es un poco diferente: es de índice glucémico bajo y no afecta tanto tus niveles de azúcar en la sangre como otros edulcorantes. Utiliza cucharas de medir para determinar tu porción y evitar demasiadas calorías adicionales.

Cómo funciona el IG

El índice glucémico, abreviado como IG, califica a los alimentos en función de cómo afectan tus niveles de azúcar en la sangre. Por lo general, solo los alimentos que contienen carbohidratos tienen una calificación IG, ya que los carbohidratos se convierten en azúcar y afectan directamente la glucosa en tu sangre. Los alimentos con alto índice glucémico tienen una calificación de más de 70. Estos alimentos tienden a elevar rápidamente tus niveles azúcar en la sangre y luego dejarlos caer de vuelta. Los alimentos con un IG medio tienen una calificación de 55 a 70 y tienen menos efecto sobre los niveles de azúcar en la sangre. Los alimentos con una calificación menor a 55 tienen el menor efecto sobre el azúcar en la sangre, causando que se eleve gradualmente y después reduciéndola poco a poco con el tiempo.

Efectos del agave

El néctar de agave es uno de los edulcorantes con los menores niveles glucémicos que puedes encontrar. Dependiendo de la variedad, el néctar de agave tiene un índice glucémico de 10 a 19. Debido a su baja calificación, el agave por sí solo probablemente no aumentará drásticamente tu niveles de azúcar en la sangre. Sin embargo, otros componentes de tu comida o bebida podrían tener impactos negativos. El índice glucémico califica a los alimentos de manera individual, en lugar de combinarlos. Así que si viertes algo de néctar de agave en tu taza de té, y luego comes un poco de pan blanco tostado con mermelada para el desayuno, tus niveles de azúcar en la sangre aún podrían aumentar por que el pan blanco y la mermelada tienen calificaciones de IG superiores.

En comparación con otros edulcorantes

El azúcar blanca de mesa común, conocida como la sacarosa, tiene un IG mucho mayor que el agave. En promedio, el azúcar blanca tiene un índice de 65, aunque dependiendo del origen del azúcar, algunas variedades alcanzan índices tan altos como 84. La miel suele tener índices glucémicos bajos a moderados, en un rango entre 35 a 58, dependiendo del nivel de fructosa en ese lote en particular. El jarabe de arce puro es de índice moderado: 54; sin embargo, el jarabe de arce saborizado tiene índices altos: 68. Estos otros endulcorantes son más propensos a elevar tu nivel de glucosa en la sangre.

No abuses

Si bien el néctar de agave es de índice glucémico bajo, es alto en calorías, las cuales se pueden acumular rápidamente. Una cucharada de edulcorante de agave tiene cerca de 65 calorías. A modo de comparación, el azúcar blanca granulada tiene 50 calorías por cucharada. Si mezclas agave en tu bebida, añades un poco al avena y luego lo rocías sobre el yogur, puedes estar consumiendo más calorías de las que piensas: casi 200 calorías adicionales solo del endulcorante de agave, en este caso. Consumir demasiadas calorías eventualmente causa un aumento de peso, lo que haría más difícil manejar tu diabetes. En lugar de verterla directamente de la botella, hazlo primero sobre una cuchara de medir para evitar excederte en calorías.

Más galerías de fotos



Escrito por melodie anne | Traducido por gerardo núñez noriega