¿Por qué se encuentran con frecuencia diabetes e hipertensión en una misma persona?

Cerca de 26 millones de estadounidenses adultos vivían con diabetes en el año 2010, según lo informa el Centers for Disease Control and Prevention. El sesenta y siete por ciento de las personas con diabetes tienen hipertensión, o presión sanguínea alta, que contribuye a las cardiopatías y ataques e incrementa el riesgo de muerte en esta población. Aunque la asociación entre la diabetes y la hipertensión está bien documentada, la razón por la que los diabéticos tienden a tener presión alta sigue sin conocerse.

Resistencia a la insulina

Cada vez que comes, los niveles de azúcar en sangre aumentan. En respuesta, el páncreas segrega insulina, una hormona que empuja al azúcar de la sangre a las células, donde puede ser quemada y transformada en energía. Si tienes diabetes tipo 2, que representa el 95 por ciento de los casos de diabetes en los Estados Unidos, tu cuerpo no usa la insulina de manera eficaz. En un esfuerzo para ayudar a tus células a quemar el aazúcar, o glucosa, el páncreas produce más insulina de lo normal. Los investigadores especulan que este estado de "resistencia a la insulina" puede contribuir a la hipertensión en algunas personas.

Desequilibrio hormonal

Según una reseña del mes de junio de 2009 en "Annals of Internal Medicine," las células grasas humanas producen una sustancia que desencadena la liberación de aldosterona de las glándulas adrenales. La aldosterona es una hormona que provoca que tus riñones retengan sodio y agua, lo que aumenta la presión sanguínea. Los niveles de aldosterona en personas resistentes a la insulina, muchos de los cuales tienen sobrepeso, tienden a estar por encima de lo normal. La evidencia emergente sugiere que este desequilibrio hormonal puede contribuir a la alta proporción de hipertensos entre los diabéticos.

Ciclo vicioso

Además de aumentar la presión sanguínea, la aldosterona interfiere con la capacidad del cuerpo de responder a la insulina. A medida que los niveles de aldosterona aumentan, también lo hace tu resistencia a la insulina. Los tejidos grasos resistentes a la insulina producen más factor de secreción de aldosterona, lo que desencadena más producción de la misma. Este ciclo vicioso promueve una presión sanguínea siempre en aumento y genera inflamación y rigidez en los vasos sanguíneos, agravando más la hipertensión. Estos factores pueden ayudar a explicar por qué la hipertensión en personas insulino resistentes, la mayoría de los diabéticos, es a menudo difícil de controlar.

Consideraciones

Además de los millones de personas que ya han sido diagnosticadas con diabetes, el CDC estima que 1 de cada 3 adultos en los Estados Unidos tiene prediabetes. las personas con esta afección tienen niveles de azúcar en sangre más alto de lo normal, pero no lo suficiente como para ser diagnosticados con diabetes. La mayoría de las personas con prediabetes tienen sobrepeso y ya han desarrollado resistencia a la insulina, lo que aumenta significativamente su riesgo de diabetes e hipertensión. Consulta a tu médico para determinar si estás en riesgo de diabetes y presión sanguínea alta.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen christensen | Traducido por maria eugenia gonzalez