¿Dónde se encuentra glucosa en la naturaleza?

La glucosa es un carbohidrato, lo que significa que está compuesta por los elementos carbono, hidrógeno y oxígeno. Es una de las moléculas orgánicas, o a base de carbono, más comunes en la naturaleza, y es la fuente primaria de energía para muchos organismos vivos. Hay muchas fuentes de glucosa en la naturaleza, tanto en alimentos como en otros lugares.

Importancia


Gran parte del material estructural de una planta se compone de glucosa.

La importancia de la molécula de glucosa en la naturaleza es de largo alcance. No es sólo una molécula nutricional muy importante y una fuente de energía para las células, sino que también es estructural. Las plantas sintetizan la glucosa mediante la combinación de dióxido de carbono con agua, utilizando el sol como fuente de energía. Gran parte del material estructural de una planta (celulosa) se compone de glucosa, señalan los Dres. Reginald Garrett y Charles Grisham en su libro "Biochemistry".

Función


Muchos organismos dependen de la glucosa en sus fuentes de alimentos para obtener energía.

Muchos organismos dependen de la glucosa en sus fuentes de alimentos para obtener energía. Muchos también almacenan glucosa en forma de una larga cadena de moléculas para satisfacer sus necesidades de energía cuando el suministro de alimentos es escaso. Los humanos almacenan glucosa en el hígado, en una cadena llamada glucógeno, señala el Dr. Lauralee Sherwood en "Human Physiology". Las plantas almacenan glucosa en una larga cadena similar, de unidades de azúcar, llamada amilosa, o almidón. Algunos animales pueden comer plantas para alimentarse debido a la amilosa que estas almacenan.

Consideraciones


Los seres humanos obtienen la glucosa de la amilosa almacenada en los vegetales.

Los seres humanos obtienen la glucosa de la amilosa almacenada en una planta cuando consumen vegetales. La amilosa no tiene un sabor dulce, a pesar del hecho de que está formada por unidades de glucosa de azúcar. Los seres humanos no pueden digerir la celulosa, el material estructural a base de glucosa de una planta, porque carecen de las enzimas necesarias, explica el Dr. Sherwood. Otras fuentes de glucosa en los alimentos incluyen azúcares, como el azúcar de mesa y el de la leche. Estos dos consisten en glucosa combinada con una molécula de azúcar diferente.

Conceptos erróneos


Los animales que digieren celulosa dependen de las bacterias en su tracto digestivo.

Debido a que algunos animales comen hierba y hojas, es común suponer que pueden digerir la celulosa que forma la mayor parte del material de la planta. Sin embargo, esto no es cierto. Los animales que son capaces de "digerir" la celulosa en realidad se benefician de una relación simbiótica con bacterias en su tracto digestivo, señalan los Dres. Mary Campbell y Shawn Farrell en "Biochemistry". Las bacterias pueden digerir la celulosa, y el animal que come la hierba, a su vez, digiere las bacterias.

Opinión de expertos


La celulosa mejora la salud de varias maneras.

Aunque sólo algunas fuentes de glucosa en la naturaleza pueden proporcionar energía a los seres humanos (el azúcar y los almidones son digeribles, pero la celulosa no lo es), la glucosa indigerible es importante en la dieta humana. La celulosa es más comúnmente llamada fibra dietética, y ayuda a mejorar la salud de varias maneras. Mejora el proceso digestivo y ayuda a la función mecánica del aparato digestivo, absorbe el colesterol y las toxinas, y ayuda a promover una sensación de saciedad que impide comer en exceso.

Más galerías de fotos



Escrito por kirstin hendrickson | Traducido por patricia a. palma