¿Cómo encontrar el mejor chaleco salva vidas para que una mujer ande en Kayak?

Un chaleco salvavidas para andar en kayak o un "personal flotation device" (PFD) es una pieza necesaria del equipo de seguridad que se usa en este deporte ya que proporciona flotabilidad en caso de que caigas al agua. Independientemente del tipo y el tamaño de las embarcaciones, la guardia costera de los EE.UU. requiere que cada persona lleve un PFD a bordo. Los chalecos para mujeres son personalizados para un mejor ajuste y eficacia como salvavidas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. La medida del torso del PFD no debe ser amplia. Para obtener mayor movilidad a la hora de remar, lo chalecos salvavidas de mujer deben ser de menor longitud y debe tener un corte en la parte posterior. La longitud más corta permite un ajuste versátil y cómodo de la cintura y el pecho, evitará que el PFD se deslice sobre los hombros y no se chocará con el asiento trasero.

  2. El PFD debe tener tazas contorneadas. Estas envuelven y apoyan la línea del busto en lugar de aplastar o aplanar.

  3. La parte del PFD donde van los hombros y la cintura debe tener correas ajustables con hebillas laterales. Con tirantes que te permitan personalizar el ajuste para una mayor comodidad y máxima seguridad. Un chaleco que se ajusta perfectamente te mantendrá a flote en caso de que caigas al agua.

  4. El tipo de cierre que lleva evita que el PFD se afloje durante el uso. Los chalecos salvavidas con un cierre central se pueden deslizar fácilmente al mojarse. Un cierre lateral o ubicado sobre la cabeza impide que se abra en caso que el kayak se de vuelta y termines en el agua.

  5. El PFD debe tener un equipo de seguridad. Es esencial que tenga dos bolsillos delanteros para llevar el equipo de seguridad que puede componerse de un silbato, un cuchillo y comida. El chaleco también debe tener una cinta que refleje la luz en la parte delantera y trasera para permitir la visibilidad en condiciones de poca luz.

Consejos y advertencias

  • Para cuidar tu PFD debes lavarlo después de cada uso y dejar que se seque antes de guardarlo.

Más galerías de fotos



Escrito por cathleen calkins | Traducido por jose fortunato