Cómo encintarse un esguince de LCM para esquiar

Los esguinces de LCM son los más comunes entre los esquiadores de estilo libre que realizan piruetas aéreas. Los aterrizajes de alto impacto ponen una presión excesiva en el ligamento colateral medial, ubicado en el lado interno de las rodillas. Un esguince debilitará tus ligamentos y aumentará la probabilidad de un desgarro. Si bien nunca es una buena idea esquiar con una lesión, puedes usar una técnica de encintado especializada para mantener tus rodillas estables durante los giros y maniobras.

Preparación

Afeita tu pierna desde el muslo hasta la base de tu pantorrilla antes del proceso de encintado. Aplicar una capa de envoltorio interior de espuma puede proteger tu pierna del doloroso proceso de eliminación de vello durante el procedimiento de retirar la cinta. Para asegurar que esta base quede en su lugar, aplica un rociador adhesivo para piel alrededor de la circunferencia de tu pierna. Envuelve el envoltorio elástico desde la base de tu pantorrilla hasta la parte superior de tu muslo.

Suministros para encintar

Usar el tipo correcto de cinta ayudará a mantener tu ligamento colateral medial estabilizado durante un largo día de pendientes. Para los pasos iniciales del proceso de encintado, necesitarás usar una cinta adhesiva elástica que tenga un ancho de 2 a 3 pulgadas. Además de un rollo de cinta adhesiva elástica de 1.5 pulgadas. También necesitarás un rollo de cinta no elástica que tenga un ancho de 1.5 pulgadas.

Tiras sujetadoras y posición de la rodilla

El primero paso en el proceso de encintado implica aplicar dos tiras sujetadoras sobre la rodilla y dos debajo de la misma. Envuelve dos trozos de cinta adhesiva elástica de 2 a 3 pulgadas alrededor del medio de tu pantorrilla en una posición horizontal. Repite el proceso en la base de tu muslo para completar el paso inicial. Asegúrate de que la cinta no tenga contacto directo con tu piel. Flexiona un poco tu pierna y mete tus dedos hacia dentro para empezar con los pasos finales del procedimiento de encintado.

Encintado LCM

Corta un trozo de cinta elástica de 1.5 pulgadas de 8 a 10 pulgadas de largo. Aplica la cinta empezando en el borde exterior de las tiras sujetadoras más bajas. Extiende la cinta por sobre el borde interior de tu rodilla y conéctala al borde interior de las tiras sujetadoras superiores. Aplica un segundo trozo idéntico de cinta desde el borde interior de la sujetadora inferior hasta el borde exterior de la superior. Estas tiras de cinta deberían formar una X sobre tu LCM. Cubre los trozos de cinta cruzados con una tira de cinta no elástica. Refuerza las tiras sujetadoras con un trozo adicional de cinta adhesiva elástica de 2 a 3 pulgadas.

Más galerías de fotos



Escrito por philip foster | Traducido por maría marcela mennucci