Empanizado y mezcla para freír calabacín

Aunque freír el calabacín, o cualquier vegetal, añade calorías, grasa y grasa saturada, imparte un rico sabor y textura crujiente. El calabacín de verano, que a menudo se fríe, tiene más humedad que las variedades de invierno, pero muchos de los mismos nutrientes incluyendo beta caroteno, potasio y vitamina C. El calabacín de verano es típicamente verde o amarillo. Cualquiera de estas variedades, que incluyen al zucchini, pueden ser fritas.

Mezcla

Una de las claves para el calabacín frito es comenzar con una deliciosa mezcla para cubrir el vegetal. La mezcla aporta sabor y mantiene el calabacín húmedo. Bate tres huevos y 1/2 taza de leche en un tazón grande hasta que esté liso. Corta cuatro calabacines en rebanadas de 1/4 de pulgada (0,5 cm). Para cocinar uniformemente, corta el calabacín en rebanadas uniformes. La mejor manera de hacer esto es rebanarlas con una mandolina si la tienes. Pon las rebanadas en el tazón y deja que la mezcla las cubra por completo. Déjalas sumergidas por 30 minutos.

Empanizado

Para lograr una costra exterior crujiente, intenta esta combinación. En un tazón grande, combina una taza de harina y una taza de harina de maíz. Añade 1/2 cucharada de polvo para hornear y de sal, pimienta y demás sazonadores al gusto. Remueve el calabacín del baño de leche, desechando el sobrante. La humedad ayudará a que el empanizado se pegue al calabacín cuando se fría.

Freír

Vierte aceite vegetal en una olla profunda o un horno holandés hasta que tenga 2 pulgadas de profundidad. Calienta el aceite a 365 grados Fahrenheit. Nunca dejes el aceite desatendido. Cuando el aceite esté lo bastante caliente, que esto es clave, pasa el calabacín por la mezcla de harina hasta que la cubras uniformemente. Sumerge en la olla y fríe por 5 o 6 minutos, hasta que esté dorada. Fríe en pequeños grupos para que no bajes el calor del aceite.

Otras consideraciones

Parte de lo que hace a este platillo tan apetitoso es el calabacín fresco, que es abundante durante el verano. Para escoger el calabacín perfecto, elige uno pequeño y suave. Después de la polinización, el calabacín crece rápidamente. Los que son de 6 a 8 pulgadas de largo y 2 pulgadas o menos de diámetro tendrán más sabor que los más grandes. Para un platillo más suculento, también pasa y fríe las flores que se encuentran en el calabacín hembra antes de que la fruta se desarrolle.

Más galerías de fotos



Escrito por abby roberts | Traducido por lou merino