¿Cómo empacar una bolsa de mochilero?

El senderismo en el campo, lejos de las carreteras o las señales de teléfonos celulares, puede ser una experiencia que cambia la vida. El paisaje, la autosuficiencia y la soledad hacen estas incursiones desafiantes y gratificantes. Pero una mochila mal arreglada casi seguro que significa que será incómoda en tu viaje de senderismo. Y si vas a gastar mucho tiempo hurgando en una mochila desorganizada, estás tomando distancia de tu disfrute del campo. Organizar tu mochila, y cargarla de forma correcta, te ayudará a asegurar el éxito del viaje.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Mochila de viajero
  • Saco de dormir
  • Colchoneta para dormir
  • Ropa
  • Comida
  • Recipiente de almacenamiento de alimentos
  • Tienda
  • Linterna frontal
  • Botas de montaña
  • Agua
  • Purificador de agua
  • Otros equipos, dependiendo del viaje

Instrucciones

  1. Considera la zona en la que estarás viajando, el clima y la duración de tu viaje, cuando empiezas a empacar.

    Considera la zona en la que estarás viajando, el clima y la duración de tu viaje cuando empiezas a empacar. Por ejemplo, si vas a viajar al desierto, querrás empacar protección solar, ropa fresca y un montón de agua. Si vas a viajar a la selva tropical, es casi seguro que necesitarás un toldo para la lluvia para tu tienda de campaña y un impermeable. Los viajes más largos requerirán más alimentos y agua y una mochila más grande, mientras que los viajes más cortos requieren menos.

  2. Recoge todo tu equipo y suministros y difunde todo fuera del suelo junto a tu mochila.

    Recoge todo tu equipo y suministros y difunde todo fuera del suelo junto a tu mochila. Repasa tu lista de contenido y asegúrate de que tienes todo lo que necesitas y nada que no desees. Cada artículo añade más peso a tu mochila, por lo que si no es esencial, déjalo atrás.

  3. En primer lugar, carga tu saco de dormir en el fondo de tu mochila, ya que no lo necesitarás de inmediato.

    Comienza a empacar. En primer lugar, carga tu saco de dormir en el fondo de tu mochila, ya que no lo necesitarás de inmediato. La mayoría de las mochilas tienen una solapa inferior destinada al almacenamiento de la bolsa de dormir. A continuación, pon objetos pesados ​​cerca del centro de la mochila, cerca de tu propio centro de gravedad. Esto asegurará que la mochila no sea demasiado pesada arriba o flácida en la parte inferior. Rellena los artículos pequeños y suaves como una funda de almohada o toldo para la lluvia alrededor de los objetos más pesados ​​para llenar los espacios y evitar que los artículos más grandes se muevan mientras caminas.

  4. Coloca los artículos que necesitarás con más frecuencia o fácilmente en el exterior o en los bolsillos exteriores.

    Coloca los artículos que necesitarás con más frecuencia o fácilmente en el exterior o en los bolsillos exteriores, con los objetos que no necesitarás hasta la noche o el día siguiente, en el fondo o en las partes internas de la mochila. Snacks, agua, papel higiénico, mapas y artículos de primeros auxilios deben ser fácilmente accesibles.

  5. Una vez que has empacado por completo, póntelo para ver cómo se siente.

    Prueba tu mochila. Una vez que has empacado por completo, póntelo para ver cómo se siente. Camina por la habitación para asegurarte de que no se hunda, cambie, rebote o se sienta demasiado pesada​. Si se siente incómoda, asegúrate de que los objetos pesados ​​están en el centro y cerca de tu columna vertebral. Si los elementos se mueven, rellena con camisas o suéteres en los espacios vacíos.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de que tu mochila quede bien y está ajustada correctamente. La mayoría de los minoristas pueden ayudar con esto. Cuando compras tu mochila, pregunta por las correas de ajuste para adaptarse a tu cuerpo. Algunas mochilas tienen cinturones de cadera que el minorista puede moldear para satisfacer tus caderas.

Más galerías de fotos



Escrito por megan hill | Traducido por gonzalo cerda