Cómo empacar el almuerzo para perder peso

Empaca tu almuerzo y podrá ser más fácil reducir calorías y perder peso, ya que esto te permite controlar más los ingredientes en tu almuerzo en lugar de ordenar comida en tu restaurante favorito. Pero puede tomar algo de práctica para empacar un almuerzo que te haga sentir satisfecho y sea bajo en calorías.

Empieza con una sopa o ensalada

El Centers for Disease Control and Prevention recomienda comer comidas que sean bajas en densidad energética o calorías por gramo, para ayudar a limitar tu ingestión de calorías mientras comes lo suficiente para sentirte satisfecho. Estas comidas, como sopas hechas con consomé o ensaladas, requieren de mucho espacio en tu estómago, así que si comerás menos de las comidas que son más altas en calorías más tarde en tu comida. Debes comer 500 calorías menos al día para perder una libra de peso a la semana, así que comer ensaladas verdes y sopas es una gran idea. Si no te sientes satisfecho, es posible que termines comiendo lo que se te antoje e ingieras muchas calorías para poder perder peso. Sólo asegúrate de que mantengas la comida caliente caliente y las comidas frías frías para disminuir el riesgo de enfermedades transmitidas por alimentos.

Incrementa la fibra con granos enteros

Cambia el pan blanco y el arroz blanco por pan 100 por ciento de granos enteros y arroz integral. Usando granos enteros te ayudará a aumentar la cantidad de fibra en tu almuerzo y comer más fibra hará que ganes peso o grasa, según un estudio publicado en "The Journal of Nutrition" en Enero del 2009. La fibra también disminuye el movimiento de la comida en tu tracto digestivo, ayudándote a sentirte lleno por más tiempo y comer menos durante el día.

Añada proteína

Incluye por lo menos una fuente de proteína magra, como pescado, pollo sin piel o frijoles en tu almuerzo. La proteína llena más que los carbohidratos o la grasa, según un artículo publicado en "The American Journal of Clinical Nutrition" en Mayo del 2008. Evita proteína alta en grasa o sodio y almuerzos con carnes procesadas como el salami y favorece el consumo de carnes magras en rebanadas cuando hagas sandwiches.

Include muchas frutas y verduras

Serás capaz de disminuir la totalidad de densidad energética de tu almuerzo si incluyes muchas frutas y vegetales. Añade lechuga, tomates, cebolla, pimientos u otros vegetales a tus sandwiches en lugar de queso grasoso o carne. Come fruta como postre en lugar de galletas o dulces. En lugar de papas fritas, come zanahorias con hummus o come una pequeña papa con salsa como guarnición que no sea muy alta en calorías.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica bruso | Traducido por monica del valle