Cómo empacar alimentos congelados para un viaje de acampada

Los campistas viven sin lujos para estar con la naturaleza, pero nunca debes poner en riesgo tu vida consumiendo alimentos echados a perder. Si vas a asar salchichas sobre el fuego o una parrilla durante tus vacaciones, congelar la comida ayudará a mantenerla segura. Planea con anticipación congelando agua o paquetes de congelación y desarrolla un plan de comidas. Empacar los alimentos en tu hielera para poder utilizarlos más tarde, te ahorrará tener que hurgar en el contenedor. El United States Department of Agriculture informa que las temperaturas inferiores a 40ºF o sobre los 140ºF reproducirá la bacteria a un ritmo más lento.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Bolsas de congelación con cierre
  • Hielera con tapa
  • Bolsas de hielo
  • Lona o cobija
  • Termómetro de alimentos

Instrucciones

  1. Congela alimentos como la carne y la mantequilla en el congelador de casa, tres o cuatro días antes de tu partida. Congelar parcialmente los alimentos permitirá que se descongelen más rápido que si estuvieran macizos. Protege los alimentos de la contaminación cruzada asociada con el derrame de sangre al colocarlos dentro de una bolsa con cierre para congelar. Por tu propia conveniencia, coloca la comida de manera plana para que puedas almacenarla y transportarla más fácilmente.

  2. Selecciona un congelador lo suficientemente grande para que quepan los objetos que necesitas y puedas cargarlos sin que sean una molestia. Un contenedor de espuma ligero puede ser una buena elección para llevar pocos objetos, pero si piensas acampar por varios días, selecciona una hielera de plástico rígido con una tapa que se levante.

  3. Compra bolsas grandes de hielo para la hielera. Si prefieres usar tu propio hielo, empieza colocando los hielos en bolsas de plástico de la tienda, unos días antes de tu partida. Tu hielo estará listo sin tener qué esperar a que se formen más hielos en el congelador.

  4. Coloca la carne en el fondo de la hielera para mantenerla fría el mayor tiempo. Encima los demás alimentos sobre la carne de acuerdo a como planees usarlos. Al dejar la carne en el fondo, también reduces la contaminación potencial de sangre. Coloca las bolsas de hielo o los bloques sobre los alimentos.

  5. Coloca la hielera en un área con sombra y mantén asegurada la tapa cuando no la utilices. Cúbrela con una lona o cobija para aislarla mejor.

Consejos y advertencias

  • Utiliza un termómetro para verificar que tus alimentos alcancen la temperatura correcta. La carne de aves debe calentarse a 165ºF; el resto de las carnes a 160ºF.

Más galerías de fotos



Escrito por mimi bullock | Traducido por elizabeth garay ruiz