Embutidos y colesterol

Los embutidos son un elemento común de las loncheras para sándwiches, se comen como aperitivos y son utilizados en otras comidas durante todo el día. Tienen el colesterol en cantidades variables y se encuentran en la etiqueta de información nutricional en el envase. Tomar conciencia de los niveles de colesterol puede ayudarte a elegir los tipos saludables de carnes enlatadas.

ldentificación

El colesterol es un tipo de sustancia cerosa que se encuentra dentro de las grasas en el torrente sanguíneo y está presente en todas las células del cuerpo. El cuerpo produce colesterol, principalmente en el hígado, a una tasa de alrededor de 1.000 mg por día. Por lo tanto, no es necesario más colesterol, pero las fuentes de alimentos que son de origen animal proporcionan colesterol a nuestra dieta. Así que cada vez que consumes leche, carnes, huevos, mantequilla o cualquier otro alimento de origen animal, la ingesta de colesterol se acumula.

Funciones

El colesterol es necesario para ayudar a formar las membranas celulares y producir hormonas, vitamina D y ácidos biliares. Los ácidos biliares ayudan con la digestión de los alimentos. El colesterol bueno (lipoproteína de alta densidad) en realidad ayuda a eliminar el exceso de colesterol del cuerpo. El exceso de ingesta de colesterol puede causar niveles altos de colesterol en la sangre. El colesterol dietético se encuentra presente en los alimentos que son generalmente altos en grasas saturadas, como las carnes frías o embutidos.

Tipos

Todos los embutidos contienen colesterol. Por ejemplo, un trozo de jamón Bologna de 1 oz tiene 18 mg de colesterol, una 1 oz de jamón de cerdo tiene 20 mg y una rebanada de salami de Génova contiene 9 mg, 1 oz (alrededor de 3 rebanadas) contienen 29 mg de colesterol. El jamón de pavo tiene 21 mg de colesterol en sólo una rodaja de 1 oz, el jamón de cerdo y pollo tienen 24 mg por rebanada de 1 oz. El pastrami tiene 37 mg de colesterol en una porción de 2 oz y la pechuga de pavo contiene 12 mg por rebanada de 1 oz. Teniendo en cuenta el hecho de que una porción no es suficiente para disfrutar de un sándwich, puedes recibir alrededor de 54 a 72 mg de colesterol en tres rebanadas de embutidos de cerdo en un sándwich. Revisar la etiqueta de información nutricional en el envase de las carnes frías es la mejor forma de averiguar la cantidad de colesterol por porción.

Límites recomendados

La American Heart Association recomienda limitar la ingesta de colesterol a menos de 300 mg al día y para las personas con enfermedades del corazón, menos de 200 mg por día. El Boletín de la Escuela de Medicina de Harvard, HealthBeat, recomienda menos de 200 mg por día para ayudar a reducir el colesterol. Debido a que las carnes frías contienen entre 7 y 24 mg de colesterol por porción, ello implica que comer tres rebanadas contribuye a un tercio o un cuarto de los límites diarios de colesterol permitidos.

Consideraciones

Debido a que la mayoría de las carnes frías tienen de 20 a 24 mg de colesterol por porción, debe limitarse el consumo de los abundantes sándwiches de embutidos y los bocadillos extra con carnes frías también deben ingerirse con moderación. Como el colesterol está presente en otros alimentos de origen animal como los huevos, la mantequilla, la leche y otras carnes, las cantidades totales en un día pueden ser superadas con facilidad si no se controlan.

Más galerías de fotos



Escrito por paragi mehta, rd | Traducido por mario francia