Embarazos después de someterse a la derivación gástrica Roux en Y

La derivación gástrica Roux en Y, a menudo abreviada como RNY, o DGYR en inglés, es un procedimiento quirúrgico que ayuda a las personas con obesidad mórbida a perder peso con rapidez, ya que reduce el tamaño del estómago y modifica la ruta del sistema digestivo realizando un derivación hacia el intestino. Aproximadamente 140 mil personas se sometieron a esta cirugía en 2005, según la información de Association of Bariatric and Metabolic Surgeons y el número continuó en ascenso. Muchas mujeres en edad fértil se preocupan por los efectos potenciales de este procedimiento sobre un embarazo que ocurra después de operarse, pero los estudios de investigación realizados indican que en general no existen riesgos para la mayoría de las mujeres y los bebés. Quienes tenían dificultades para concebir a causa de la obesidad y las enfermedades relacionadas con ese problema, tendrán mayores probabilidades de concebir después de someterse a un baipás gástrico.

Fertilidad

Muchas mujeres obesas tienen dificultades para quedar embarazadas, sobre todo si al mismo tiempo sufren de síndrome de ovario poliquístico (SOP), que a menudo ocurre debido a la obesidad. Los signos y síntomas de esta afección incluyen la interrupción del período menstrual, exceso de vello, diabetes tipo 2 e infertilidad. En una revisión de casos de estudio publicada en el sitio web Surgery for Obesity and Related Diseases, se informa que entre 24 mujeres con SOP que se sometieron a una derivación gástrica entre 1997 y 2001 recuperaron el período menstrual meses después de la cirugía; y las 5 pacientes que no podían concebir, quedaron embarazadas después del prodecimiento. Un estudio de 2011 publicado en el mismo medio realizó pruebas en 20 mujeres diagnosticadas con SOP que luego se realizaron un baipass gástrico. El 82 por ciento informó que la pérdida de peso tras la cirugía redujo los problemas menstruales y 6 pacientes infértiles pudieron concebir en el período de 3 años después del procedimiento bariátrico.

Consideraciones nutricionales

Las mujeres obesas embarazadas corren mayor riesgo de sufrir de presión arterial alta, diabetes gestacional, hemorragias, infecciones y otras complicaciones; sin embargo, los riesgos se reducen después de perder peso. En general, los cirujanos recomiendan que las pacientes usen métodos anticonceptivos durante los primeros 12 a 18 meses después de la cirugía, ya que la pérdida de peso es constante durante ese período. Para evitar deficiencias nutricionales, la madre debe seguir una dieta con gran cantidad de proteínas y tomar suplementos recomendados por el profesional, que incluyan hierro, ácido fólico, vitamina B12 y calcio.

Posibles obstrucciones intestinales durante el embarazo

Durante el embarazo, y después de someterse a una derivación gástrica, pueden ocurrir obstrucciones intestinales. En general, esta complicación se produce por una hernia o un daño en el tejido en el área del procedimiento bariátrico. Los síntomas suelen ser dolor abdominal leve, vómitos y problemas digestivos, pero pueden ser graves e incluso mortales si no se tratan. Las mujeres que se sometieron a una cirugía de baipás gástrico deben buscar atención médica si experimentan dolor abdominal durante el embarazo, para que se pueda llegar a un diagnóstico adecuado. Si bien algunas obstrucciones intestinales se resuelven sin intervención, en casos graves se necesitará realizar una cirugía. No existe evidencia de que las complicaciones del postoperatorio ocurran durante los próximos embarazos.

Efectos sobre la salud del bebé

Aún no hay datos de investigación suficientes que hayan revelado diferencias en bebés hijos de mujeres que se sometieron a una cirugía bariátrica en relación con bajo peso al nacer, parto prematuro o por cesárea, o muerte fetal o después del nacimiento. El único estudio disponible en cuanto a defectos de nacimiento en hijos de mujeres que sufrieron de diabetes gestacional después de la cirugía bariátrica llegó a la conclusión de que el porcentaje de complicaciones fue del 7,1 por ciento, frente al 4 por ciento en pacientes que no se sometieron al procedimiento quirúrgico. Sin embargo, el estudio no es amplio y se requiere mayor investigación.

Consideraciones

Las mujeres en edad fértil que decidan someterse a una cirugía de baipás gástrico deben discutir su deseo de concebir con el cirujano para determinar el tipo de cirugía apropiado. También es ideal consultar estas cuestiones con tu médico obstetra o ginecólogo.

Referencias

Más galerías de fotos



Escrito por marcy brinkley | Traducido por vanesa sedeño