¿El embarazo empeora las alergias?

El embarazo puede potenciar los síntomas de las alergias, pero también puede mejorarlos.

Alrededor del 7% de las mujeres embarazadas se encuentran afectadas por el asma.

— La Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI)

La respuesta a si el embarazo puede empeorar las alergias es un rotundo... tal vez. Sí, el embarazo puede empeorar las alergias para algunas mujeres, pero también puede mejorar los síntomas en otras. Y un tercer grupo de mujeres no ven ningún cambio en sus síntomas de la alergia durante sus embarazos. La Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI) dice que aproximadamente un tercio de las mujeres embarazadas pertenecen a cada grupo: el 28% reporta una mejoría en sus alergias, el 35% reporta un empeoramiento de los síntomas, y el 33% no reporta ningún cambio.

El control del asma

El asma es otra historia particular. Alrededor del 7% de las mujeres embarazadas se encuentran afectadas por el asma. La AAAAI señala que esta situación tiende a empeorar en el segundo y tercer trimestre. Sin embargo, muchas mujeres tienden a presentar menos síntomas de asma en el mes antes de dar a luz.

Es importante que las mujeres con asma se aseguren de que sus síntomas estén bajo control durante el embarazo.

El asma no controlado durante el embarazo puede dar lugar a complicaciones, como la hipertensión arterial y la preeclampsia. La preeclampsia es una condición caracterizada por presión arterial alta y proteína en la orina después de la semana 20 del embarazo. En el peor de los casos, el asma no controlado puede causar lesiones graves o la muerte tanto para la madre y su bebé en desarrollo.

Afortunadamente, controlar el asma y las alergias es parte de la rutina, y cuando están bajo control, el resultado esperado para la madre y el bebé es excelente. Por supuesto, las decisiones sobre el tratamiento de la alergia y el uso de medicamentos durante el embarazo deben ser supervisados por tu médico.

Limita la exposición a los alérgenos

Sin importar qué medicamentos son mejores para ti, limitar la exposición a los alérgenos (como el polvo, el polen y la caspa de animales) sigue siendo una parte clave del tratamiento de la alergia. En muchos casos, las mujeres embarazadas no quieren tomar medicamentos para la alergia, por temor a dañar a sus bebés.

Es importante darse cuenta de que no tratar tus alergias o asma puede tener efectos negativos en el bebé, y que muchos medicamentos para la alergia son seguros para el feto. Habla con tu médico acerca de los medicamentos autorizados.

Prevención

La misma lógica que se aplica a la prevención de alergias cotidianas se aplica al tratamiento de las alergias durante el embarazo. Esto incluye el uso de enjuagues o aerosoles nasales salinos, reemplazar almohadas de plumón por almohadas de fibra sintética, lavar las sábanas y fundas de almohada en agua caliente para matar los ácaros del polvo y pasar la aspiradora con un filtro HEPA para prevenir la propagación de los alérgenos en el aire. Aleja las mascotas de tu casa si eres alérgica a ellas, o al menos prohíbeles entrar al dormitorio, y báñalas con frecuencia.

Controlar y tratar tus alergias y tu asma, que incluye controles con tu médico para evaluar los síntomas y tratamientos, ayudarán a asegurar un embarazo saludable.

Sobre el autor

Boyan Hadjiev, M.D., ha sido médico durante cinco años. Tiene un doble certificado en Medicina Interna, (2003), y Alergia e Inmunología, (2005).

Dr. Hadjiev se graduó de la Universidad de Michigan con una licenciatura en Biología y un M.D. de la Clínica de Casos de Cleveland de la Escuela de Medicina de Western Reserve.

Foto: Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por dr. boyan hadjiev
Traducido por sofia loffreda