¿El embarazo puede causar sequedad de garganta?

Una boca seca durante el embarazo es muy común y puede extenderse a la garganta seca, también. Las fluctuaciones en las hormonas pueden causar otros cambios en la boca y la garganta, como el exceso de saliva, hinchado o sangrado de las encías o un sabor metálico. Estos síntomas son normales y más una molestia que un motivo de alarma. Algunas estrategias simples pueden ayudarte a aliviar la garganta seca durante el embarazo.

Los líquidos y las pastillas

Alivia una garganta seca bebiendo infusiones herbales suaves. Muchas tiendas de alimentos naturales ofrecen pruebas de embarazo que apoyan un embarazo saludable, también. Agrega miel y limón, que, naturalmente, alivia la tos y los dolores de garganta. Mastica chicle sin azúcar o chupa pastillas o pastillas de menta. Estos productos aumentan la producción de saliva, y pueden reducir la sensación de sequedad en la boca o garganta.

Añade humedad

Además de las infusiones, las mujeres embarazadas deben consumir 1/2 galón de agua por día, según el Dr. Aviva Jill Romm en su libro, "The Natural Pregnancy Book". Los líquidos son necesarios para apoyar el aumento de suministro de sangre, así como una adecuada producción de líquido amniótico. Obtener suficientes líquidos también reducirá la sensación de sequedad en la garganta. Evita la cafeína y enjuagues bucales que contengan alcohol ya que ambos están secando, según la Mayo Clinic. Utiliza un humidificador por la noche para añadir humedad a la habitación, pero limpia con regularidad para evitar la acumulación de bacterias.

Posiciones para dormir

Tus hábitos de sueño pueden tener un papel en la garganta seca. Muchas mujeres embarazadas, incluso aquellas que nunca han roncado antes, pueden comenzar a hacerlo durante el embarazo, debido a la congestión y aumento de peso, de acuerdo con Sandy Jones en su libro, "Great Expectations". Este hábito, combinado con la respiración bucal, puede dar lugar a una irritación en la garganta seca por la mañana. Duerme sobre el lado izquierdo, apoya tu vientre en una almohada, y evita dormir boca arriba. Añade una almohada extra debajo de la cabeza, si es necesario y usa tiras nasales a fin de abrir los conductos nasales.

Alergias y resfriados

Habla con tu médico si tu garganta seca está relacionada con alergias o resfriados. Algunos antihistamínicos y descongestionantes se consideran seguros durante el embarazo, mientras que otros no lo son. La mayoría puede causar sequedad de la garganta y fosas nasales.

Más galerías de fotos



Escrito por julie christensen | Traducido por carlos alberto feruglio