El elíptico sentado para la artritis en los dedos del pie

El ejercicio regular es fundamental para aliviar los síntomas de la artritis. El U.S. Department of Health and Human Services recomienda que los adultos de todas las edades intenten hacer ejercicio moderado durante 150 minutos por semana. Para el dolor y la rigidez asociada con la artritis de dedos de pie, la utilización de un caminador elíptico sentado como parte de tu programa de estado físico puede ser beneficiosa. Esta forma de ejercicio de bajo impacto puede ofrecer beneficios para la artritis al mejorar la movilidad y flexibilidad.

Comenzar

Si estás recibiendo fisioterapia para la artritis de dedo de pie, consulta con el terapeuta respecto del caminador elíptico sentado. El terapeuta puede mostrarte cómo utilizar la máquina de modo seguro. Si vas a un gimnasio, habla con el preparador físico respecto de la utilización de un elíptico con artritis de dedo de pie. Es importante utilizar un elíptico sentado, ya que no forzará tanto la parte inferior del cuerpo. El elíptico debe contener bandas de seguridad que puedes colocar alrededor de tus pies cuando se encuentran en la posición adecuada en los pedales a fines de obtener mayor estabilidad y seguridad.

Calentamiento

Con la artritis, el estiramiento antes de cualquier tipo de ejercicio es fundamental. Debes realizar una serie de estiramientos para calentar y aflojar los músculos antes de sentarte en el elíptico. Incluye todo tu cuerpo, pero préstale especial atención a los pies y dedos del pie. Rota los pies y mueve los dedos para incrementar la circulación y aliviar la rigidez. No apures este proceso. Tómate de 10 a 15 minutos para calentar adecuadamente tus músculos y minimizar, de este modo, las posibilidades de lesionarte.

Ejercicios

Asegúrate de estar cómodo en el elíptico sentado y de que tus pies se encuentren bien sujetados a las bandas para pie de los pedales. Comienza sin resistencia y fija un ritmo lento hasta que te acomodes y luego comienza a lentamente incrementar tus objetivos de ejercicio. La Arthritis Foundation recomienda la utilización de una banda de goma alrededor de los dedos de los pies mientras los estiras y los abres. Mantén esa posición durante cinco segundos. Repite este proceso hasta 10 veces. Puedes repetir el mismo proceso sólo con los pulgares.

Luego del ejercicio

El estiramiento y el movimiento de los dedos del pie y de los pies debe ser una parte de la rutina de enfriamiento una vez que terminas la sesión con el elíptico. Levántate sin apresurarte y coloca tus pies firmemente sobre el suelo. Haz un par de pasos lentos para determinar si sientes algún tipo de dolor o molestia. Siempre debes utilizar zapatos ortopédicos para que los pies y los dedos reciban el apoyo y la estabilidad que necesitan. Si experimentas dolores inusuales o muy agudo en los dedos del pie que padecen de artritis, consulta con un médico.

Más galerías de fotos



Escrito por joy johnston | Traducido por florencia prieto