Cómo eliminar el vello de los pechos

No es poco común que a las mujeres se les genere vello oscuro en los pechos. El vello suele aparecer cerca de los pezones y por lo general aparece por primera vez cerca de la pubertad, cuando existen fluctuaciones a nivel hormonal. Tal vez solamente te salgan un par de pelos que necesites quitar. Evita arrancar el vello de los pechos o aplicarle químicos para quitarlo. Esto podría resultar doloroso ya que la zona alrededor de los pezones es muy sensible.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Recorta el vello con una tijera de uñas. La manera más fácil de eliminar el vello del pecho es cortándolo. Coloca el dedo en la base del vello para proteger la piel de la tijera. Recorta el vello cuando la piel esté completamente seca. Repite el proceso cuandosea necesario.

  2. Afeita el vello del pecho. Si eres bien cuidadosa, puedes eliminar temporalmente el vello del pecho afeitándolo. Aplica un gel de afeitar a base de aloe que no contenga alcohol o químicos fuertes. Pasa la hoja y afeita en dirección al crecimiento del vello. Protege el pezón cubriéndolo con la mano mientras te afeitas. Afeitar el vello no hará que crezca más cantidad de vello, pero sí puede verse más grueso cuando vuelve a crecer. Deberás afeitar regularmente el vello para conservar los resultados.

  3. Saca un turno con un cirujano plástico o dermatólogo estético. Puedes consultarle sobre el tratamiento láser de eliminación de vello para la zona de los pechos. Durante el procedimiento, una luz altamente concentrada destruye el folículo del vello para impedir que vuelva a crecer. Según la cantidad de vello en el pecho y tu respuesta al tratamiento, pueden requerirse múltiples sesiones.

Consejos y advertencias

  • Ten en cuenta que no todas las mujeres son buenas candidatas para la eliminación con láser del vello en los pechos. El vello tendrá que tener algo de pigmentación y ser bastante grueso para que el procedimiento funcione. El doctor examinará el vello antes de encomendar el tratamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por heather topham wood | Traducido por eliana caruso