Cómo eliminar tambaleos en las ruedas de una bicicleta

Las ruedas de las bicicletas soportan tu peso colocando una gran cantidad de tensión en los rayos que conectan la llanta con el buje de la rueda. Andar en tu bicicleta regularmente, sobre terrenos escarpados o tener un accidente puede provocar que los radios se tensionen de una manera despareja, haciendo así que la rueda tambalee al andar. Este tipo de tambaleo puede hacer que el frenado sea desparejo y puede provocar potenciales roturas en las ruedas. Para arreglar ruedas con tensiones desiguales debes hacerlas pasar por un proceso de puesta a punto.

Nivel de dificultad:
Difícil

Necesitarás

  • Llave inglesa
  • Niveladores de rueda
  • Soporte para puesta a punto
  • Llaves para rayos
  • Destornillador de cabeza plana
  • Aceite de linaza

Instrucciones

  1. Desinfla la rueda luego de separarla de la bicicleta. Coloca un nivelador de ruedas entre la rueda y la llanta. Dobla el nivelador hacia el buje central de la rueda para que quede levantada. Coloca un segundo nivelador a aproximadamente 6 pulgadas del primero y levanta la rueda. Continúa trabajando con la rueda y los niveladores hasta que uno de los lados quede completamente elevado y la rueda pueda retirarse de la llanta.

  2. Coloca la llanta de la rueda en el soporte para puesta a punto. Coloca los indicadores cerca de los bordes externos de la llanta. Gira la rueda lentamente en el soporte y observa las áreas donde el indicador roce la llanta.

  3. Agrega una gota de aceite de linaza en la cabecilla de cada rayo antes de intentar ajustarlos o aflojarlos. Busca visualmente un área que esté descentrada a la izquierda o derecha. Coloca una llave para rayos en la cabecilla de uno de los rayos en esa área. Si la llanta se inclina al mismo lado del rayo que estás ajustando, gira la llave en el sentido de las agujas del reloj un cuarto de vuelta para aflojar la tensión del rayo. Para los rayos que estén en el lado opuesto, gira la llave un cuarto de vuelta en sentido opuesto a las agujas del reloj para ajustarlos.

  4. Ajusta o afloja los rayos en las áreas que estén descentrados mientras trabajas sobre la llanta. Agrega una gota adicional de aceite de linaza en las cabecillas de los rayos que sean difíciles de girar. Continúa verificando la llanta hasta que esté completamente centrada entre los bujes.

  5. Mueve los indicadores para que queden contra los bordes superiores de la llanta. Gira la rueda lentamente para ver si hay áreas de la rueda desalineadas verticalmente. Ajusta los rayos en las áreas elevadas para bajarlas y afloja los rayos en las áreas bajas para elevarlos. Los rayos deben ser ajustados o aflojados de forma pareja, de a un cuarto de vuelta por vez.

  6. Verifica la alineación lateral y vertical de la rueda nuevamente. La puesta a punto es un proceso lento que requiere que vuelvas a verificar tu trabajo muchas veces hasta que la rueda quede bien. Cuando la rueda esté terminada, aprieta los conjuntos paralelos de radios entre sí y vuelve a verificar tu trabajo. Realiza los ajustes finales antes de retirar la rueda, reemplazarla y volver a ponerla en la bicicleta.

Más galerías de fotos



Escrito por ryan haas | Traducido por azul benito