Cómo eliminar el mal olor femenino

El olor femenino es una fuente seria de vergüenza para muchas mujeres. Un mal olor puede tener muchas causas, como sudor en el área de los genitales o ropa demasiado apretada. Si existe enrojecimiento y picazón junto con el olor, puede que la culpable sea una infección. Las bacterias que causan un mal olor se desarrollan en los ambientes cálidos y húmedos, pero puedes combatirlas manteniendo tu piel limpia y seca.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Jabón suave
  • Ropa interior de algodón
  • Pijamas sueltas
  • Toallitas para bebé

Instrucciones

  1. Lava tus genitales diariamente usando agua y un jabón suave y libre de fragancia. Evita usar jabón para limpiar la abertura de la vagina o la vulva interna. La piel en esta área es sensible y el jabón puede irritarla.

  2. Usa ropa interior de algodón y que te permita respirar. Evita la ropa interior, medias veladas o pantimedias apretadas o sintéticas.

  3. Retira las prendas apretadas, como los pantalones de ejercicio o tu traje de baño, inmediatamente después de terminar de usarlos. Estas prendas absorben agua y sudor, y la humedad y el calor pueden combinarse para desarrollar las bacterias que llevan a una infección y al mal olor.

  4. Usa pijamas sueltas para impulsar el flujo de aire a tu vulva mientras duermes.

  5. Cambia tu tampón o toalla higiénica frecuentemente durante tu periodo. Si tienes una infección, usa toallas en vez de tampones.

  6. Evita las duchas vaginales, ya que contienen fragancias y químicos que pueden irritar a los genitales y empeorar el mal olor.

  7. Limpia los genitales con una toallita para bebés cuando no puedas ducharte. Estas toallas matan a las bacterias y mantienen a la piel oliendo bien.

  8. Reduce el alcohol, cafeína y azúcar, los que pueden aumentar el sudor vaginal y causar un mal olor.

  9. Consulta a tu médico sobre la posibilidad de una infección si el olor no desaparece o si desaparece temporalmente y regresa. Los problemas posibles incluyen a una infección de hongos, a la vaginosis bacteriana y a la tricomoniasis vaginal. Otras señales de infección son la picazón, enrojecimiento, quemazón y una cantidad inusual de flujo.

Consejos y advertencias

  • Si tus genitales tienen un olor a hongos, puede que tengas una infección. Un olor a pescado indica que se trata de vaginosis bacteriana. Es posible tratar a una infección de hongos con remedios de venta libre, pero la vaginosis bacteriana requiere antibióticos, por lo que tendrás que visitar a un médico para obtener una prescripción.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa king | Traducido por ana maría guevara