Elementos de la comunicación oral efectiva

Si alguna vez has metido la pata mientras intentas comunicar un mensaje, como le ha pasado a la mayoría de las personas, entiendes qué tan importante son los diferentes aspectos de la comunicación. La comunicación es mucho más que las palabras que salen de tu boca. Ésta implica una red intrincada de señales entretejidas para comunicarle a otros lo que realmente quieres decir cuando dices algo. Mejora tus habilidades de comunicación y liderazgo perfeccionando todos estos elementos de la comunicación efectiva la próxima vez que intentes comunicar un mensaje.

Elección de palabras

Algunas personas son naturalmente más elocuentes que otras y pareciera que siempre tienen las palabras correctas para decir en cualquier situación. Si no has sido bendecido con la habilidad de hablar casualmente, puedes mejorar esta habilidad practicando. Si necesitas comunicar un mensaje importante verbalmente, agenda una hora para hacerlo, y luego practica lo que pretendes decir anotándolo primero. Asegúrate de haber comunicado tu mensaje efectivamente preguntándole a la persona con la que estás hablando que parafrasee lo que le acabas de decir. También puedes mejorar tu arsenal de palabras convirtiéndote en un lector ávido.

Lenguaje corporal

El lenguaje corporal es una herramienta poderosa para comunicar mensajes que incluye todas las señales no verbales utilizadas durante la comunicación, como el contacto visual, la postura, los gestos y las expresiones faciales. El lenguaje corporal puede ser mucho más poderoso que las palabras habladas. Los dos estudios de investigación citados más comúnmente sobre el impacto del lenguaje corporal sobre la comunicación verbal, ambos publicados en 1967 y liderados por Albert Mehrabian, concluyeron que el lenguaje corporal representa el 55 por ciento de la comunicación. Cerciórate de que tu mensaje sea comunicado apropiadamente asegurándote de que tu cuerpo y tu boca expresen lo mismo cuando hablas.

Perfecciona tu tono

El tono de tu voz ayuda a transmitir tu actitud y tus emociones durante la comunicación. El tono incluye las inflexiones vocales y la elección de palabras, y cuando se utiliza inapropiadamente, puede confundir a tu público o terminar enviando un mensaje involuntario. Por ejemplo, una disculpa ofrecida con un rápido "Lo siento" es muy diferente a una que utiliza una voz cálida y suave y transmite una emoción genuina explicando la razón de la disculpa.

Sé un buen oyente

Puede sonar contradictorio, pero una parte importante de ser un comunicador efectivo es ser simultáneamente un buen oyente. Recuerda, la comunicación es un camino de dos vías que implica tanto comunicar tus mensajes como comprender los mensajes de los otros. Conviértete en un buen oyente y asiente para indicar que comprendes, o haz preguntas una vez que tu interlocutor haya terminado si hay cosas que no te quedaron claras. No interrumpas, y no permitas que distracciones externas quiten tu atención de la persona que está hablando.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica bell | Traducido por alejandro moreno