¿Cómo elegir una buena pala para practicar kayak en los rápidos?

Remar en un conjunto de rápidos de Clase III o superior con el mínimo equipo puede resultar más emocionante de lo que esperabas en un principio. En el agua, la pala es el mejor amigo del kayakista. La elección de la más adecuada para aguas bravas puede marcar la diferencia entre sentir la emoción de tirarse con éxito en paracaídas, y sentir como te sumerges sin control a través de las rocas. Una buena pala es una elección personal y depende de muchos factores, así como de tu estilo personal de remar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Mide la longitud correcta. Entre más alto seas, más longitud necesitarás para estar confortable y dar poderosos golpes desde la posición de sentado. Los remos de kayak se miden en centímetros. Para los palistas más altos que 6 pies 1 pulgada (1.84 m), elije una pala en el rango de los 200 a los 204 cm. Los remeros de 5 pies y 8 pulgadas (1.72 m) a 6 pies1 pulgada (1.84 m) deben estar cómodos con una del 196 a 200 cm. Mientras que los más bajos deberían seleccionar una pala de entre 192 y 196 cm.

  2. Determina el giro a la derecha. Los remos de kayak de agua plana cuentan con el tradicional desplazamiento de 90 grados de las palas en cada extremo para ayudar a minimizar la resistencia del viento. Para aguas bravas es recomendable un giro bastante menor para ayudar con los movimientos de potencia y maniobrabilidad del kayak. Elige una paleta con 30 a 45 grados en el giro de como punto de partida para los rápidos en general. Algunos kayakistas prefieren un giro de 0 grados en agua pesada. Cuanto menor es este giro, la rotación de la muñeca que se utiliza con cada golpe de remo es menos repetitiva, lo que podría ayudar a prevenir las lesiones inducidas por el estrés.

  3. Elige el material adecuado. Un material fuerte, durable, va a soportar mejor las tensiones de la corriente y el contacto con las rocas. Plástico duro, fibra de vidrio y las palas de fibra de carbono son buenas opciones, pero vienen con diferentes rangos de precios. La de fibra de carbono ligero proporcionará la mayor fuerza con el menor peso, pero también es más cara que un modelo de plástico duro un poco más pesado. Las palas de aluminio también están disponibles, pero tienden a ser menos duraderas y se dañan más fácilmente en condiciones tempestuosas.

  4. Selecciona una forma de pala adecuada. Si te gusta jugar en el agua más brusca y descansar en los remolinos, las olas y los bordes, estarás más cómodo con una forma de la hoja que coloque más área de pala por debajo de la línea central. Este desplazamiento te permitirá tomar contacto con el agua más rápidamente y proporcionar un mayor control general de tu kayak. Si tiendes a recorrer el río y simplemente navegar por los obstáculos y corrientes, te sentirás mejor con una hoja que coloque más área en el extremo superior y por encima de la línea central. Esto te permitirá utilizar una carrera de avance más fuerte que puede ayudarte a mantener la línea.

  5. Elige tu eje preferido. Los kayakistas pueden elegir entre palas con un eje lineal o un eje doblado. Las paletas de eje recto tradicionales proporcionan la comodidad de una técnica de remo tradicional. Las de eje doblado pueden ahorrar el desgaste con sus diseños ergonómicos, pero requerirán una adaptación de tu movimiento habitual. Las palas de eje doblado también varían mucho en precio.

Consejos y advertencias

  • Siempre pregunta si puedes probar la pala antes de comprarla. Algunas tiendas tienen días de demostración, donde puedes probar una variedad de equipos antes de decidirte a comprar.
  • Pregunta acerca de la política de devoluciones si la usas en el agua y decides que la pala que has elegido no se ajusta a tu estilo.
  • Siempre lleva contigo una de repuesto, incluso si se trata de un modelo básico, en caso de que la pala principal esté dañada o se pierda. Estar en el agua sin ella puede ser extremadamente peligroso en condiciones de aguas bravas.

Más galerías de fotos



Escrito por todd roy | Traducido por valeria b. rivas