Elecciones de desayuno saludables para llevar

Ya sabes el dicho "el desayuno es la comida más importante del día", pero no siempre es la más fácil de preparar cuando te alistas tú mismo y a tu familia en la mañana. La planificación de opciones de desayuno rápido con anticipación puede ayudar a que las mañanas sean un poco más suaves. Y te sentirás mejor sabiendo que al inicio del día estás haciendo algo saludable para ti y tu familia.

Batidos

Los batidos son una opción de desayuno rápido que se puede tomar en cualquier lugar. Simplemente mezcla yogur, leche baja en grasa o 100 por ciento de jugo de fruta congelada o fresca o congelada. Mantén la fruta congelada para que sea más espeso. Experimenta con tus sabores favoritos de yogur y frutas. Prueba la fresa con plátano, una mezcla de bayas, mango y fresa. Cualquier combinación funcionará.

Sándwiches para el desayuno

Prueba estas ideas de sándwich rápido: pon a tostar un panecillo Inglés o tortilla con queso y una rebanada de tomate para una rápida "pizza de desayuno". Unta mantequilla de maní en una tostada de trigo integral, un panecillo Inglés, banana o pan de calabaza. Busca pan con al menos 4 gramos de fibra por porción. Si no te gusta la mantequilla de maní, prueba el queso crema bajo en grasa. Añade rodajas de tu fruta favorita para añadir más sabor y fibra a tu mañana. Desayunar burritos con huevos revueltos, frijoles pintos y salsa es un gran comienzo para tu día. Haz quiche sin corteza extra para la cena y coloca una porción en una tortilla con salsa para un rápido burrito de desayuno.

Cereal para llevar

Pon cereales en bolsas la noche anterior para las mañanas cuando se tiene poco tiempo. Trata de mezclar diferentes cereales integrales para una variedad de sabores. Haz parfaits de yogur, frutas frescas y granola de la noche anterior para una opción para tomar rápidamente. Si no te gusta la granola remojada, déjala hasta la mañana.

Planea con anticipación

Prepara panecillos, panes y hasta burritos de desayuno los fines de semana y congélalos. Sácalos la noche antes para descongelar y calienta en el microondas o el horno tostador antes de salir por la puerta. Los ingredientes para batidos se pueden combinar en un recipiente la noche anterior y mezclarse con un mezclador de mano en la mañana. Haz una quiche el fin de semana y calienta algunas piezas para el desayuno durante la semana. Si no tienes tiempo para hacer tu propio desayuno, elige algo saludable de una cafetería o café. Deja de lado la rosquilla y opta por un panecillo de salvado, panecillos de grano entero con queso crema bajo en grasa o una fruta y yogur parfait.

Más galerías de fotos



Escrito por debra mckenzie | Traducido por verónica sánchez fang