Te ejercitas, pero no pierdes peso

Las personas obesas o con sobrepeso a menudo tienen dificultades para bajar de peso incluso cuando hacen ejercicio con regularidad. En consecuencia, muchas veces se desaniman y dejan de intentarlo. Aunque no perder peso a pesar de hacer un gran esfuerzo y tener dedicación puede parecer deprimente, la investigación muestra que el ejercicio es todavía muy valioso. Puedes intentar algunos trucos para aumentar los efectos de tu ejercicio para estimular la pérdida de peso, pero incluso si continúas en el mismo peso, el ejercicio aún mejora tu salud de manera significativa.

Compensación de calorías

Cuando haces ejercicio, pero no limitas tu ingesta de alimentos, tu cuerpo pide más comida natural para compensar la energía que gastó en el ejercicio. Esto ocurre incluso si comes más de lo que tu cuerpo realmente necesita para obtener energía. Este efecto puede ocurrir de manera inconsciente, en especial si comes cuando estás cansado, o bien, puede ocurrir de forma consciente, sobre todo si utilizas la comida para premiarte a ti mismo por hacer ejercicios. Para perder peso, debes consumir menos calorías de las que quemas cada día. Por lo tanto, no debes permitirte comer más simplemente porque ejercitaste. Para contrarrestar este obstáculo, cuenta las calorías. Si consumes más calorías de las que quemas cada día sin incluir tus entrenamientos, a continuación, hacer ejercicio conducirá a la pérdida de peso de una manera más fácil. Si comes menos calorías de las que quemas, y también haces ejercicio, entonces es más probable que pierdas peso.

Ganancia de músculo

Recuerda que el ejercicio no sólo quema grasa, sino que también desarrolla los músculos. Los músculos ocupan menos espacio que la grasa, por lo que si quemas 5 libras (2,4 kg) de grasa, pero también ganas 5 libras (2,4 kg) de músculo, entonces pesarás lo mismo, pero tu cuerpo será más pequeño. Por lo tanto, no puedes confiar en tu balanza para obtener una imagen completa. A través de los ejercicios, puedes quemar grasa de manera efectiva, aumentar tu fuerza, mejorar tu salud y ser más delgado, sin ver un cambio en la balanza. Para quemar grasa sin ganar tanto músculo, céntrate en ejercicios aeróbicos en lugar de entrenamiento de fuerza. Corre, nada, camina, haz ejercicios aeróbicos y yoga para mantener tu ritmo cardíaco lo suficientemente alto como para quemar calorías, pero sin desarrollar demasiado músculo.

Otras maneras de medir el éxito

Debido a que la balanza refleja más que simplemente la grasa quemada, también debes medir tu cuerpo de forma periódica, podrías perder medidas incluso si no pierdes peso. Mide tu cintura, caderas, circunferencia del muslo y circunferencia del brazo superior cada semana o mes y compáralas con las mediciones anteriores. Si quemaste las calorías necesarias para perder grasa con éxito, entonces tus medidas van a ir disminuyendo lentamente.

Aún obtienes mayores beneficios para la salud

Un estudio en el "Journal of Applied Physiology", encontró que las personas obesas que hacen ejercicio regularmente pueden no bajar de peso, pero aún se benefician de la disminución de tejido graso en general, sobre todo disminución de la grasa abdominal, aumento muscular, mejora de los niveles de índice de masa corporal, circunferencia de cintura más pequeña, mejora el estado cardiorrespiratorio, los riesgos para la salud son más bajos y poseen una mejor salud en general. Si deseas que el ejercicio sólo queme la grasa sin construir músculo, entonces recuerda que el músculo quema calorías un poco más que la grasa, incluso cuando estás sentado. El músculo también ayuda a tu cuerpo a evitar lesiones y beneficia a tu salud en general.

Más galerías de fotos



Escrito por lily medina | Traducido por mary gomez