Cómo ejercitar de noche para perder peso

Ejercitar por la noche puede ser una gran forma de perder peso. Ya sea que vas al gimnasio local a levantar pesas o simplemente tomar una caminata alrededor del barrio, quemarás calorías para ayudar a tu meta de perder peso. Conseguir los nutrientes apropiados cuando se entrena de noche es muy importante. Muchas personas no están seguras de si deberían comer a la noche antes de ejercitar. Combina algunas estrategias de ejercicio básicas con algunos consejos de dieta y podrás perder peso rápido ejercitando de noche.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Proteínas séricas

Instrucciones

  1. Come una porción de proteína sérica antes de salir al gimnasio u otra actividad de ejercicio. Cuando la proteína sérica se digiere muy rápidamente para dar a tu cuerpo un suministro de aminoácidos, los cuales reparan el tejido muscular. Quince a veinte gramos de proteína tendrá listo a tu cuerpo para construir músculo y quemar grasas.

  2. Haz un entrenamiento de resistencia para quemar más grasa. Los entrenamientos con pesas queman grasa mientras estás ejercitando, e también incrementan tu velocidad de metabolismo por hasta 48 horas. Entrenar de noche puede ayudar a aliviar el estrés y relajarte después de un largo día de trabajo. Ya que el cuerpo repara los músculos mientras duermes, entrenar de noche puede disminuir el dolor muscular del día siguiente, dada su proximidad a la hora de dormir.

  3. Agrega entrenamiento cardiovascular a tu rutina, inmediatamente después de tu ejercicio de resistencia. El autor de "Combat the Fat", Jeff Anderson llama a esto "super ejercicio cardiovascular" porque directamente toma como objetivo a la grasa corporal. O puedes agregar sesiones extra de ejercicio cardiovascular a la noche para incrementar la quema de grasas. El ejercicio cardiovascular es acumulativo, por lo que podrías hacer una sesión corta en la mañana y luego otra a la noche, en lugar de hacer un ejercicio largo.

  4. Asegúrate de conseguir algo de nutrición para después del ejercicio. Si ejercitas y luego te vas a la cama sin haber comido algo, tu cuerpo no tendrá nutrientes para reparar el tejido muscular dañado. Si haces ejercicios de pesas, toma 30 a 50 gramos de proteína, 60 gramos de carbohidratos y 30 gramos de grasas sanas. Para los ejercicios cardiovasculares no necesitas carbohidratos extra, pero mantén las proteínas y las grasas, que ayudarán al cuerpo a repararse y quemar más grasa corporal.

  5. Estira bien luego de hacer ejercicio de noche y pasa algo de tiempo estando sentado quieto y practicando respiración profunda antes de irte a la cama para que tu cuerpo pueda ingresar en modo de dormir. Experimenta con la cantidad de tiempo que necesitas para estar somnoliento. Asegúrate de tener al menos siete u ocho horas de dormir para recuperarte apropiadamente. Los patrones de sueño irregulares inhiben la habilidad del cuerpo de quemar grasa y construir músculo. Sin mencionar que la falta de sueño drenará tu energía para el día siguiente, especialmente si te quedas despierto hasta tarde ejercitando.

Consejos y advertencias

  • Si sufres de insomnio antes de comenzar a ejercitar de noche, ejercitar puede exacerbar el problema. Toma nota de tus patrones de sueño por unas semanas antes de comenzar a ejercitar de noche y haz ajustes a lo largo del camino. perder peso es una meta admirable, pero conseguir el sueño suficiente es imperativo.

Más galerías de fotos



Escrito por andrew bennett | Traducido por lautaro rubertone